El último fichaje del Valencia, Samuel Lino, tuvo sus primeros minutos en Castalia en el partido del equipo de Gennaro Gattuso frente al CD Castellón. Tan solo disputó 23 minutos, aunque suficientes para mostrar detalles de descaro y desequilibrio, que, a día de hoy, pocos jugadores de la plantilla blanquinegra poseen. Probablemente, la mejor noticia de otro día gris del conjunto de Mestalla, que cayó por la mínima ante el cuadro castellonense.

Su cesión, procedente del Atlético de Madrid, podía generar dudas en torno al valencianismo, pero el último partido se disipó cualquier tipo de idea y se vio una figura que puede aportar cosas interesantes dentro del nuevo esquema que propone el nuevo técnico. Junto a Samu Castillejo, que es otro de los fichajes de este mercado, son los dos únicos extremos puros que posee la plantilla. Dos jugadores que practican otro fútbol distinto.

Lino peleará, si no se produce ningún contratiempo, con Guedes por una plaza en el extremo izquierdo de Gattuso. El extremo brasileño, junto a Jose Luís Gayà, pueden crear una dupla de nivel que aporte grandes cosas al técnico italiano. En el partido ante el Castellón ya se entrevieron detalles de ambos jugando en el mismo carril. Las constantes entradas de brasileño por dentro permitían al lateral español contar con una gran profundidad, para llegar a línea de fondo y centrar, o, por otro lado, asociarse en banda para ofrecer más opciones de ataque.

Lino es un jugador desequilibrante y que, tras ver sus primeros minutos con el equipo, va a dejar muy buenas sensaciones en el feudo valencianista. Sus números en el Gil Vicente lo avalan, y su juventud y descaro por demostrar su valía, le posicionan como un activo muy válido para el entrenador itálico.

El extremo de Gattuso sigue siendo corto

A pesar de las dos incorporaciones para la demarcación en este mercado estival, sigue quedando corta, con tan solo tres efectivos, ya que Guedes partirá desde el costado este año. Aunque, con su futuro en el aire, el Valencia requiere de fichajes para no depender durante toda una temporada de los mismos activos. Politano parecía el principal deseo del técnico trasalpino, aunque, en las últimas semanas, su llegada a la capital del Turia se ha diluido, con un ‘Fair Play’ Financiero que no parece que pueda aguantar mucho más.