El Valencia superó por la mínima al Rukh ucraniano tras un intenso partido jugado al límite. Los “che” pasan a semifinales y se convierten por méritos propios en uno de los candidatos al título tras jugar su mejor partido en el COTIF.

Valencia y Rukh encararon su último partido en la fase de grupos con todo por decidir. El que ganaba pasaba a semifinales. Y la escuadra entrenada por Paco Cuenca entró al partido con un plan muy definido. La presión era alta y sus centrales sacaban el balón con criterio, buscando “dormir” el juego a través del toque. Los valencianistas eran dueños y dominadores de lo que pasaba sobre el césped. En el minuto 2 llegó la primera gran ocasión de los ayer locales. Mario logró conectar un buen remate tras un buen centro, pero se encontró con el arquero Ledvii. Tejón se hizo con el rechace y el arquero ucraniano aún logró sacarla. Es uno de los porteros más destacados del torneo.

En el “9”un nuevo saque de esquina valencianista acabó con otro remate de Mario, pero el gol no llegaba. Los ayer locales son un equipo muy trabajado, que destaca por disponer de un buen libreto de jugadas ensayadas a balón parado. El partido de ayer era clave y lo encararan con la seriedad e intensidad que se merecía la cita. El Rukh, por su parte, no varió la estrategia con la que ya sorprendieron en su estreno en la edición 2021. Son un equipo rocoso -granítico, quizás-, un once muy físico que exige a sus rivales en cada jugada. Esperan en su campo en bloque bajo y no dudan a la hora de salir a base de fogonazos futbolísticos. Y en el 12' llegó su primer gran susto. Tesliuk lanzó una contra rápida y la jugada le costó la primera amarilla del encuentro a Javi Navarro. Sin embargo, el monólogo valencianista era constante. Yarek y Quique Ribes se mostraban imperiales, los laterales subían con crirerio y el medio campo y el ataque lanzaban grandes triangulaciones.

Tejón tiraba de calidad, Mario se fajaba con los centrales, Bueso cubría huecos... el primer tiempo de los “che” fue más que notable. En el 16, Quique Ribes la tuvo en un córner. Y tres minutos después, llegó la otra gran ocasión ucraniana de la primera parte. Tesliuk, de nuevo, volvió a demostrar su presencia ofensiva. Logró zafarse de cuatro defensas y su balón no lamió la escuadra por poco.

Eran compases en los que el Rukh tiraba de su potencia física, pero el Valencia seguía siendo el dueño del encuentro gracias a su presión en campo contrario y sus largas posesiones. Y en el 33' llegó el premio, cuando Ribes logró cabecear un saque de esquina. El resultado era justo. En el 39', un tiro de Martín Tejón no cogió portería. Con todo por decidir, ambos equipos enfilaron los vestuarios. Aún esperaba una segunda mitad de infarto. Dada la seriedad del encuentro, ninguno de los dos entrenadores decretó cambios al descanso. No querían trastocar sus planes iniciales.

El Valencia mantenía su estrategia, centrada en mandar a través del control del balón. Sin embargo, eran sus rivales los que protagonizaban las jugadas más claras en el inicio del segundo período. En el 45, Tesliuk se sacaba un centro que se paseaba por el área valencianista y dos minutos después el 15 -Pidhusrskyi- lanzaba un tiro lejano envenenado que rozó la base del poste, demostrando un gran golpeo.

Dada la gran exigencia física, ambos entrenadores dictaban los primeros cambios. El partido crecía en intensidad. Ambos equipos se jugaban seguir en el torneo.

Las ocasiones eran constantes, aunque las defensas y los porteros siempre conseguían evitar males mayores. El partido se convertía en un toma y daca, ya que el Rukh adelantaba filas y quería disputar el control del esférico. En el 63' el “3” valencianista -Adrián Morales- intentaba sorprender desde lejos a Ledvii, pero su disparo no llegó a inquietar al arquero. El Valencia lo seguía intentando, impulsado sobretodo por el dinamismo de José Luis Pérez del Amo, Ismael Santana y Julián Martínez. Pero, el Rukh tiraba de épica. En el 75 Blázquez tuvo la sentencia a su alcance tras un gran pase de José Luis Pérez del Amo, pero pecó de impaciente y no supo esperar el momento para marcar. Las tornas se habían cambiado. El Rukh había realizado cambios para intentar encimar a su rival y el Valencia apostaba por salir a la contra. Cada balón era una lucha sobre el verde. Ninguno de los dos conjuntos quería abandonar la competición. En e 78', un tiro de Kitela se iba desviado. Eran los últimos estertores ucranianos. Ledvii, incluso, llegó a subir para intentar rematar un córner.

Fue uno de los partidos más disputados de la edición 2022 del COTIF. El Valencia pasa de fase. El Rukh ha demostrado este año las virtudes de su estreno.

Ficha técnica:

Valencia CF:

13- Vicent Abril

2- Vicente Agulló (21. Aimar Blázquez, 68')

3- Adrián Morales

4- Enrique Ribes (15. Mark Chust, 68')

5- Yarek Gasiorowski

6- Javi Navarro (8. Carlos Rodríguez, 54')

9- Mario Domínguez (7. Ismael Santana, 54')

10- Martín Tejón (12. Carlos Igual, 68')

11- Julián Martínez

16- Alejandro Bueso

19- Alexander Gurendal (20. José Luis Pérez del Amo, 54')

Rukh:

1- Dmytro Ledvii

2- Hlib Savchuk

3- Vitalii Roman

4- Vitalii Kholod

7- Ruslan Nepeipiiev (13. Sviatorslav Botskiv, 68')

9- Denys Tesliuk (16. Nikita Rohachov, 68')

14- Illia Kvasnytsia (8. Adrii Stoliarchuck, 51)

15- Denys Pidhusrskyi

18- Marko Sapuha

19- Yevhenii Pastukh (10. Oleh Fedor, 51)

20- Andrii Kitela

Goles: 1-0. M. 33: Quique Ribes

Árbitro: Ortiz Montesinos, Pablo. Amonestó a Javi Navarro, Agulló y Bueso del Valencia y a Stoliarchuck del Rukh.

Observaciones: Partido disputado en Els Arcs (l’Alcúdia) ante 2000 personas.del COTIF