A poco más de una semana para el inicio de Liga para el Valencia, el club pelea para poder contar con José Luis Gayà lo antes posible.

El capitán del equipo fue castigado con cuatro partidos de sanción por sus declaraciones tras el encuentro contra Osasuna de la jornada 32 de Liga. 

Tras el decreto del Comité de Competición, el de Apelación ratificó la sanción. Una decisión controvertida y que supone un agravio comparativo con Gayà.

Por su parte el València CF sigue trabajando para que se haga justicia con el de Pedreguer.  El club presentó un recurso al TAD (Tribunal Administrativo del Deporte) en el que señalaba, entre otros argumentos, esa disparidad de criterios utilizados para castigar al valencianista y a otros jugadores con declaraciones similares no. 

La Liga empieza el día 14 de agosto para el equipo de Gattuso

En ese sentido, ante la cercanía del primer partido de Liga y el silencio del TAD el València mueve ficha. El club pide medidas cautelares con el castigo a Gayà según ha adelantado la Cadena SER en València y ha podido confirmar Superdeporte.  

De esta manera se busca minimizar el daño en caso de que el TAD diera la razón al Valencia a posteriori y el capitán se hubiera perdido el estreno contra el Girona. Una cautelar hasta que el Tribunal decidiera y que permitiese a Gayà competir. 

De hecho aunque el TAD se ha reunido durante este verano no ha tratado el tema de la sanción de Gayà, una decisión que tiene carácter de urgencia en este caso para el jugador y para el club.