Gennaro Gattuso rompió su silencio después del Trofeu Taronja. El entrenador valencianista habló por primera vez desde su presentación y su discurso se mantuvo claro, firme y apasionado. El italiano no entiende de corsés, llegó a sala de prensa y tomó la palabra directamente, sin intermediar: dos preguntas de Gonçalo Guedes y luego sobre el partido. No por casualidad, tenía ganas de ensalzar la labor de unos jugadores que están encantados con su forma de comunicar dentro del vestuario y de transmitir sus ideas. Más allá de su papel de leyenda del mundo del fútbol con el Milan y la selección italiana, que de entrada le confiere una posición de respeto para sus jóvenes pupilos, el calabrés ha llegado a ellos con su idea de perder el miedo a jugar y expresarse sobre el campo. 

«Pienso que puedo hablar solo de forma positiva de mi equipo. Están dándolo todo durante los entrenamientos. El equipo es increíble. Está jugando un fútbol totalmente diferente del año pasado y no es fácil cambiar radicalmente todo en unos meses. Veo evolución progresiva. Debemos mejorar y hacer muchas cosas mejor, pero en este momento estoy muy orgulloso del equipo por cómo trabaja» fueron las palabras de Gattuso después de doblegar a la Atalanta cuajando una buena actuación, dominando la contienda y contagiando a un estadio de Mestalla deseoso de respaldar a su entrenador y su idea de devolver al equipo a competición europea a pesar de todas las dificultades que va a tener. 

La conexión con sus jugadores está siendo muy grande, no solamente por su defensa en público del sábado, sino también por el trato en el día a día. Durante la disputa del Trofeu Taronja la forma de motivar a los jugadores antes de salir y arropar a los futbolistas una vez sustituidos -desde los más jóvenes como Fran Pérez hasta los más veteranos como José Luis Gayà- fue muy ‘paternal’ y cercana, abrazando al futbolista.

También a la afición

La presentación del equipo previa al encuentro contra la Atalanta, en la que Gattuso fue el único que salió solo al campo -los futbolistas fueron presentados por grupos-, fue una buena muestra de ello. El valencianismo recibió con los brazos abiertos a su nuevo entrenador con una sonora ovación. También durante el partido la gente estuvo muy metida respaldando el juego de los blanquinegros. 

Gattuso, de hecho, cerró la rueda de prensa con un mensaje de agradecimiento también sin necesitar que le preguntase, dominando la escena y teniendo muy claro el discurso de comunión equipo-afición que quiere generar: «Da gusto tener 30.000 aficionados en el campo porque venir con este calor es porque amas al Valencia CF».