El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) sigue sin dar una resolución al caso Gayà. A cuatro días del debut en LaLiga contra el Girona, el capitán del Valencia CF sigue esperando a saber si se le rebaja o se le anula la más que polémica sanción de cuatro partidos por sus declaraciones sobre el arbitraje del partido contra Osasuna, que se disputó el 16 de abril.

El club y el lateral llevan un mes y medio esperando a saber qué ocurre con esta sanción que impuso el Comité de Competición y ratificó el Comité de Apelación. La última bala es el recurso que se presentó el 30 de junio al TAD, vinculado al CSD, en el que el Valencia defiende que la sanción es injusta comparando las palabras de Gayà con otras más graves como las de Piqué o Iago Aspas, que no fueron castigadas con la misma dureza.

Según ha informado SER Deportivos Valencia, este tribunal ya ha tenido hasta siete veces la posibilidad de resolver este caso, pues ese es el número de ocasiones en las que se ha reunido desde que se presentara el recurso: 30 de junio, 1 de julio, 8 de julio, 18 de julio, 22 de julio, 28 de julio y 4 de agosto. De forma incomprensible, durante estos más de 40 días de espera se han publicado en la página web del CSD expedientes de resoluciones de casos que se presentaron a finales de julio, varias semanas más tarde que el recurso del Valencia, al TAD. La última que aparece publicada es el requerimiento de inhibición del presidente del CSD por parte de LaLiga, que apenas tardó dos días en recibir respuesta. Gayà ya lleva 42 esperando.

Ante esta incertidumbre la entidad de Mestalla solicitó la semana pasada la cautelar para que el de Pedreguer pueda jugar contra el Girona si el tribunal sigue sin tomar una decisión tan urgente para el club. Mientras el TAD guarda silencio, el equipo de Gattuso se ve obligado a preparar el encuentro sin saber si podrá contar con el lateral.