Desde 'Espíritu del 86' se ha lanzado una nota pública este vienes con duras críticas respecto a la ATE y el procedimiento llevado a cabo con el Nou Mestalla y el Valencia CF que reproducimos a continuación:

Comunicado íntegro

EL VALENCIA QUE SE MERECEN

Despreciaron nuestras advertencias. Desatendieron nuestra opinión. Ignoraron nuestra solución. Abrieron la ventana de la ATE solo cuando sintieron la espada de la Ley tan cerca como afilada. Actuaron sobre ella a disgusto, sin acuerdo entre partidos, decidiendo finalmente sancionar su “Caducidad por Incumplimiento”, bochornoso tiempo después de la obligación quebrantada.

Esta decisión deja hoy el siguiente escenario:

a.- El Ayuntamiento es el último máximo responsable para fallar a favor o en contra de la concesión de nuevas Licencias y del mantenimiento de los beneficios urbanísticos para el club según la capacidad de cumplimiento de este con las obligaciones contraídas. Nadie puede afirmar hoy que la ciudad va a disfrutar de su derecho a contar con un nuevo estadio y mucho menos a saber el plazo para terminar su definitiva construcción.

b.- De esta forma, el Consell, queda Administrativa que no políticamente, libre de responsabilidad y se convierte en privilegiado espectador del desenlace.

c.- El Valencia y aunque dependa de sus propias acciones y decisiones, desconoce hoy la edificabilidad de sus dos estadios.

d.- La firma Auditora va a verse obligada a reflejar en su Informe este hecho. Surgirá la controversia de si el Valencia renunció al PAI de 2.007 como así lo considera el BOP o sigue vigente dicha Actuación que contaba con 75.000 m2 de suelo Residencial más 13.000 m2 de suelo terciario. En cualquier caso, se deteriora el Activo y si realmente se diera por buena la renuncia al PAI de 2.007, la calificación sería la de Suelo deportivo y su valoración, testimonial. El importe provisionado insuficiente y las consecuencias impredecibles.

e.- Y Caixabank, consecuencia de lo anterior, ve seriamente dañada la valoración de su garantía hipotecaria, se encuentre o no el deudor al corriente de pago.

Escenario resultante en el supuesto de haber facilitado la opción de “Sustituir al Promotor”:

a.- El Ayuntamiento no hubiera tenido que renovar o conceder nuevas licencias

b.- El Ayuntamiento hubiera tenido que designar nuevo promotor siguiendo los cauces administrativos-urbanísticos

c.- Se hubiera comenzado de forma instantánea la reanudación de las obras

d.- El nuevo Promotor iría construyendo y certificando obra. Esa factura sería pasada al club que la atendería con los más de 104 millones de euros destinados a inversión en infraestructuras, provenientes del fondo CVC

e.- Y en definitiva, el VCF perdería su condición de promotor pero mantendría los privilegios urbanísticos, Caixabank no vería mermadas sus garantías y el Ayuntamiento pasaría a controlar la obra y a asegurar para toda su ciudad, la terminación del estadio y el desbloqueo de una situación vergonzosamente parada desde hace ya más de 13 años.

Por todo ello, van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, a los 3 años de plazo que aproximadamente tarda el trámite para la concesión de nuevas licencias más los 2 años para concluir la construcción del estadio. Van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, a la aceptación de un Proyecto ajustado o no a las características inicialmente pactadas y a unas garantías no reconocidas como tales por el Director del IVF. Van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, al hecho que orientados por antecedentes, tememos volver a ser engañados y entender que a Meriton solo le interesa el mantenimiento de la edificabilidad, tal vez para encarecer una supuesta venta. Van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, a la oportunidad perdida de actuar con responsabilidad y valentía por una ciudad harta de perder, a estar capacitados para separar lo justo de lo despótico o a identificar a la víctima e intervenir sobre el causante. Van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, al deterioro del Valencia de allí pero que afecta al de aquí, en su irreconducible ámbito social, en el riesgo de su indolente gestión económica, en el espanto estructural escenificado en un ausente y para la mayoría desconocido presidente de un club histórico de 103 años o en la “descapitalización” futbolística en lo deportivo. Van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, a que a quienes hoy les ayudan, puedan ser considerados parte de un conglomerado de clubes como el Mónaco, Wolverhampton, Leeds o Benfica, generadores de acuerdos y en consecuencia comisiones a favor de un mismo agente. Van a ser ustedes y no nosotros los que le van a dar “rango de normalidad”, al resurgir de un periodismo interesado, indigno y abyecto, tan perverso para el club a lo largo de los años como cobardemente protegido por el nacimiento de una legión de adláteres reñidos con la honestidad, el oficio e imaginamos que con la ocupación.

Señores políticos de la Comunidad Valenciana: ya son partícipes de esta ruina. Los que están en el poder y deciden y los que están en la oposición y callan. También, ilustres y prestigiosos valencianos, reconocidos luchadores por el “ombligo” propio pero incapaces de alzar la voz cuando el beneficio es común y el derecho de todos. Valencianistas, rendidos imparablemente al drama. Desesperados, dirigidos desde la aparición de una ya conocida cara amable, a la falsa euforia. Accionistas y aficionados, sumisos a la manipulación que desde micrófonos y frecuencias, ofrecen mugrientos personajes anejos al club. Ex futbolistas, sigilosos testigos de esta ya auto destrucción.

Ahora ya pueden entender el “SE” del titular de este escrito.

No es la primera vez que rogamos capacidad de resignación para personas que valientemente se posicionan y defienden contra corriente al Valencia y que se puedan sentir agraviadas por la generalidad de nuestra opinión. Admiración y agradecimiento para ellos. Desde el primer minuto del comienzo de este partido hace ahora dos años, este grupo se marcó entre sus objetivos, el NO alinearse jamás con el equipo del “SE”, el del absurdo político, el del individuo o empresario insolidario, el del valencianista sometido, el del oyente dócil, el del aficionado doblegado por un gesto. Nosotros vamos a seguir aunque la existencia irá de la mano de la utilidad. De forma individual o al servicio de quien nos lo proponga. Y así hasta el final. Hasta que Lim entienda su incurable incompatibilidad con esta tierra y se vaya o le empujemos desde el más contundente civismo y desde el último renglón de legalidad a nuestro alcance. O hasta que Lim termine de quebrar la Institución social más importante de la Comunidad Valenciana, con la cooperación de los hombres y mujeres “SE”.

Plataforma “espíritu del 86”