Cuando LaLiga no ha hecho más que comenzar, y en plena polémica por la desproporcionada sanción a José Luis Gayà, confirmada por el TAD este jueves y que impedirá al lateral de Pedreguer disputar los primeros cuatro encuentros del campeonato, ha llegado la primera ‘rajada’ de la temporada 2022/23 contra los árbitros.

El protagonista ha sido un ex del Valencia CF, Rafa Mir, que explotó tras el encuentro en el que el Osasuna se impuso en Pamplona a su actual equipo, el Sevilla (2-1).

"El partido se define por un penaltito", señaló Rafa Mir tras el encuentro. El otro día vienen a darnos una charla diciendo que no se van a pitar y hoy la primera nos la pitan. Esas cosas deciden mucho los partidos y hoy lo hemos visto", señaló el delantero del conjunto hispalense.

Unas declaraciones que, por absurdo que pueda parecer y pese a que no faltó a nadie el respeto, visto lo visto con José Luis Gayà podrían acarrear importantes consecuencias para el internacional español en forma de sanción. Es más, con el precedente del capitán valencianista sería lógico y de sentido común un castigo similar por más que en otros casos no se haya medido de la misma manera.  

“Estoy pensando en qué va a pasar este año cuando la gente salga a hablar. Si todo sigue igual deberían sancionar a muchos jugadores. Es una cosa que he pensado y que se va a ir viendo. Hay otros compañeros que han dicho cosas peores que la mía y no ha pasado nada", advertía el propio José Luis Gayà en la mañana de este viernes tras analizar su caso y mostrar públicamente en la Ciudad Deportiva de Paterna su indignación por el castigo impuesto.

Pues bien, sólo hubo que esperar unas horas para encontrar un primer caso con Rafa Mir. Y no va a ser el último pues a partir de este momento va a tocar analizarlos con lupa y coger cada palabra pronunciada con 'pinzas'. Ahora toca esperar y ver qué es lo que sucede al respecto con el delantero del Sevilla FC.