La sanción de cuatro partidos a José Luis Gayà tiene una consecuencia deportiva inmediata: la alternativa de Jesús Vázquez como primera opción para la titularidad en el lateral zurdo del Valencia CF. Será la gran oportunidad del joven defensor, de solo 19 años, por la doble responsabilidad de tener que suplir al capitán y además hacerlo en las trascendentales primeras jornadas del nuevo proyecto de Gennaro Gattuso. La confianza del técnico calabrés en Jesús Vázquez es total. Fue uno de los primeros jugadores que, antes de oficializarse su llegada al banquillo de Mestalla, más le impresionó en los encuentros de la pasada temporada, al detectarle unas condiciones físicas y técnicas desbordantes.

Ese potencial que Gattuso había visto como espectador se acrecentó al verlo entrenar en las primeras sesiones de la pretemporada. Después de una sola semana de entrenamientos, el entrenador valencianista reclamó que Jesús Vázquez quedase fuera de toda ecuación de mercado en forma de cesión y traspaso y que iba a estar en la configuración final de la plantilla para tener un protagonismo importante.

Tanto es así que el Valencia ha rechazado ofertas al ver que el lateral es uno de los elementos de mayor proyección del primer equipo. La propiedad accedió a la petición de Gattuso, incluso en un momento societario como el actual, en el que las ventas son prioritarias. No obstante, Meriton considera que el precio futuro de Jesús Vázquez puede multiplicarse en cuestión de meses. Tanto para sondear cesión o traspaso, clubes de la Premier, Eredevisie y Bundesliga han preguntado por el internacional sub19, que renovó su contrato hasta 2025.

A las cualidades como futbolista, a Gattuso también le encantó la predisposición al trabajo del joven carrilero, al que le ha transmitido mucha confianza en cada conversación, desde el primer contacto telefónico cuando llamó a cada futbolista.

«Rino» está convencido de que en las primeras jornadas de Liga los focos no deslumbrarán a Jesús Vázquez, al que el cuerpo técnico le está dedicando tiempo para pulir sus virtudes, en las que destacan su neta vocación ofensiva. Por ejemplo, se está trabajando su faceta defensiva. No porque sea un punto flaco del futbolista (todo lo contrario), sino porque consideran que su crecimiento en ese aspecto puede ser todavía muy bueno, con mucho margen al ser un jugador que no ha cumplido los 20 años y que lógicamente está todavía en fase de formación. Además, no tendrá la titularidad garantizada al tener como competidor en la demarcación a Toni Lato, con su acostumbrado nivel de compromiso elevadísimo.

Después de su aparición en la pasada temporada con 17 partidos, repartidos en 15 de Liga y 3 de Copa, con 979 minutos locales, Jesús Vázquez pasa de la fase de aprendizaje a una de mayor exigencia, una reválida que el futbolista asume con naturalidad y confianza. Es una apuesta de presente, sin tener que buscar una progresión en forma de cesión en otro equipo de primera división.

«Conexión SuperDepor»

Canterano del Valencia desde los 5 años de edad, Jesús Vázquez se encontrará esta temporada en Mestalla con una vieja conexión «familiar» con la llegada de Nico González. Se da la circunstancia de que el centrocampista gallego es hijo de Fran, el mítico mediapunta del «Superdepor» de la Coruña de los años 90, que durante una temporada coincidió en el primer equipo de Riazor con Braulio Vázquez, padre de Jesús y exdirector deportivo del Valencia. Braulio, ahora en Osasuna, saltó al primer equipo dirigido por JB Toshack en la temporada 1995-96.