El plan de refuerzos del Valencia en la recta final del mercado de fichajes pasa por nutrir las posiciones requeridas por Gennaro Gattuso, que afectan a casi todas las demarcaciones, pero sobre todo por tratar de asegurar la continuidad de los capitanes y la gente de la casa, con una importancia capital en el equipo.

José Luis Gayà, Carlos Soler y Hugo Guillamón acaban contrato el 30 de junio de 2023 y desde el club de Mestalla se van a reabordar sus casos con el mayor oxígeno financiero disponible a partir de las salidas de Jasper Cillessen y sobre todo Gonçalo Guedes. Cada caso está en un punto distinto de cocción, con distintas perspectivas, pero son igualmente primordiales para la salud deportiva del proyecto.

La predisposición de José Luis Gayà, de 27 años, para seguir en el Valencia es total y las posibilidades de refrendar un acuerdo son altas. El lateral de Pedreguer se siente muy a gusto luciendo la representatividad del brazalete del equipo de toda su vida y su prioridad, como ha venido informando regularmente este periódico, por encima de las exigencias económicas, es que el club garantice un proyecto serio. El pasado viernes, en la rueda de prensa convocada para valorar su sanción de cuatro partidos, Gayà volvió a insistir en su voluntad de seguir vinculado al club: «Hoy no es un día para hablar de esto, pero todos sabéis lo que quiero y la sintonía es buena».

Gayà se siente querido y respetado, y así se confirmó con las escenas que se vivieron este domingo en Mestalla, con el doble tributo que recibió el capitán. Primero de sus compañeros, que lucieron el dorsal 14 en los ejercicios de calentamiento. Y más tarde con la calurosa ovación que todo Mestalla desplegó durante un largo minuto y que conmovieron al futbolista. Muy agradecido y un punto emocionado, Gayà se levantó de su butaca en el palco para devolver los aplausos.

Si encaminada está la continuidad de Gayà, más fría parece la situación de Carlos Soler. El segundo capitán, autor del gol de la victoria de penalti contra el Girona, esquivó tras el partido la pregunta de su renovación con una respuesta no tan incondicional como la de Gayà: «Ahora mismo no es momento de esto. Es momento de que acabamos de conseguir tres puntos y viene una temporada ilusionante y vamos a disfrutar».

El Valencia cree que está a tiempo todavía de voltear pronósticos y en los próximos días mejorará la oferta al segundo capitán del equipo. El embajador del club, Ricardo Arias, era optimista respecto a los dos casos cuando se le preguntó antes del partido frente al Girona:

«Los que conocemos a los dos futbolistas sabemos que su intención es seguir aquí, pero todos conocemos las dificultades que tienen todos los equipos de la Liga, así que habrá que intentar hacerlo lo mejor posible para retenerlos». 

Carlos Soler marcó el primer gol de la temporada y el Valencia va a trasladarle una nueva propuesta para renovar

Tanto Gayà como Soler tienen un gran cartel en el mercado y sus nombres han sido asociados este verano a varios grandes de Europa. En el caso de Soler, el Atlético de Madrid fue el club que mejor llegó a posicionarse para pelear por sus servicios.

La importancia de Gattuso en la renovación de los capitanes

Además de las respectivas ofertas económicas, a favor del club aparece otro factor, como es el poder de persuasión de Gennaro Gattuso. El nuevo entrenador, con sus dotes naturales de liderazgo, ha caído de pie en un vestuario que se cree su mensaje motivacional y futbolístico.

El primer mes y medio de Gattuso ha generado una expectativa grupal en la plantilla al alza, radicalmente más positiva que la de los veranos anteriores. El propio Gattuso, en su presentación, anunció que quería hablar con los principales estandartes cuya continuidad no estaba clara (incluía a Guedes, finalmente traspasado al Wolverhampton), para saber qué posibilidades había de recuperarles para un proyecto a largo plazo.

El caso Guillamón, más calmado

El caso de Guillamón es el más tranquilizador. El mediocentro de l’Eliana, que en su última renovación llegó a quedarse libre y siguió esperando al Valencia, tiene un acuerdo cerrado con el club desde hace meses, cuya oficialización retrasó personalmente Peter Lim, dejándola en stand by.

Te puede interesar:

La ilusión de Hugo es máxima, y así la refrendó ante los micrófonos una vez finalizada la contienda contra el Girona, tras un gran partido individual en el que, además, se estrenó como portador del brazalete: «Ha sido superespecial para mí el hecho de llevar el brazalete de mi equipo de toda la vida. Es algo increíble, sobre todo, aquí en Mestalla. No lo voy a olvidar nunca», afirmó.