José Luis Gayà recibió a SUPER en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con la nueva piel mundialista de la selección española, con el balón de la UEFA Nations League en las manos y, lo más importante, con una sonrisa de oreja a oreja en la cara. El capitán del Valencia vuelve a sonreír después de muchas semanas de sufrimiento por culpa de la injusta sanción de cuatro partidos que comprometió su arranque de LaLiga y sus aspiraciones de Mundial. Nada ni nadie ha podido con él. El lateral ha trabajado en silencio lejos de los focos, ha creído en sí mismo a pesar de la inactividad y afronta con la ilusión por las nubes un final de 2022 trascendental en su carrera deportiva. Ha vuelto a jugar, está esperanzado con el proyecto de Gennaro Gattuso y cada vez se siente más cerca de Catar y de su nuevo contrato. Gayà sonríe al Mundial y a su renovación

El capitán tiene motivos para estar contento en clave selección. Su presencia en esta última lista previa al Mundial (solo había disputado 64 minutos en Vallecas) ha sido la mejor demostración de confianza de Luis Enrique. El seleccionador considera que Jordi Alba y Gayà son los mejores en su puesto. Jueguen o no serán los elegidos si una lesión no dice lo contrario. José, sin embargo, no lanza las campanas al vuelo. «Lo de ir al Mundial no se sabe», decía en la concentración. Su objetivo es acabar de convencer a Lucho en las ocho jornadas que restan de LaLiga antes del Mundial (20 de noviembre) y en los dos partidos de la fase de grupos de la Nations League de la actual ventana internacional contra Suiza esta noche en La Romareda y frente a Portugal el martes 27 de septiembre en el Municipal de Braga. Gayà empieza hoy su sprint final hacia el Mundial: de Zaragoza a Catar

Las próximas semanas también serán claves para Gayà en clave futuro. La renovación del capitán fue uno de los temas que se abordó en la reunión de Singapur. Peter Lim mantiene su hoja de ruta con José. El máximo accionista ha dado luz verde para que continúen avanzando las negociaciones con sus agentes. La vuelta de la presidenta a València puede ser definitiva para dar el último empujón a la renovación del capitán, que acaba contrato el próximo 30 de junio de 2023 y que en tres meses es libre para negociar con cualquier club.

Por la cabeza de Gayà solo pasa seguir muchos años en el Valencia y cumplir su gran sueño deportivo: levantar un título como capitán. Esta temporada le hace especial ilusión. Ha conectado con Gattuso desde el primer día y se identifica con su forma de vivir el fútbol y su propuesta valiente de fútbol. El ‘14’ cree en el grupo y en el equipo a pesar de las ventas de Soler y Guedes. Las buenas sensaciones del equipo en este arranque liguero le motivan. Gayà sonríe. El final de año es suyo.