«Hacía tiempo que no le veía y estoy muy contento de volver a reencontrarme con él. Lo conozco desde hace muchos años y es muy especial vivir estos momentos con él porque llevamos juntos, desde que éramos pequeños. Aunque estemos lejos, siempre estamos ahí». Eran las palabras de Hugo Guillamón al ser preguntado por su inseparable amigo Ferran Torres. El de l’Eliana y el de Foios son más que compañeros. Se consideran hermanos. Se conocen desde que eran niños y empezaron a darle patadas al balón en Paterna. Juntos han crecido y han cumplido sueños en el Valencia, en las categorías inferiores de la selección española y la valenciana y ahora en la absoluta de la mano de Luis Enrique. Son cómplices, se entienden fuera y dentro del campo y, como ellos dicen, se consideran «hermanos». Ferran es una de las razones por las que Hugo ha encajado tan bien en el grupo. Siempre fueron de la mano y eso no va a cambiar. «Estamos siempre juntos en el vestuario», apuntaba Hugo.

HUGO GUILLAMON FERRAN TORRES RECIBIMIENTO ESTACION AVE CAMPEONES EUROPA SUB17 SELECCION ESPAÑOLA DE FUTBOL VALENCIA CF 20/05/17 MAYO 2017 IGNACIO HERNANDEZ

Generación de 2000, amantes del fútbol y valencianistas. El fútbol unió sus caminos en 2006 en el Prebenjamín A del Valencia. Eran titulares. Uno de central y otro en banda. Como ahora. Juntos empezaron a crecer y conquistar ligas con unos números que todavía se recuerdan en la ciudad deportiva de Paterna. La generación de Ferran, Hugo, Abel Ruiz, Víctor Chust y Enric Martínez está considerada como una de las mejores de la historia reciente del club. Juntos hicieron historia a nivel nacional e internacional. Nadie recuerda un Alevín A igual. Ganaron la liga con 307 goles a favor y 6 en contra y 7 de los 9 trofeos que disputaron con un fútbol que rozaba la excelencia. A pesar de la derrota, para siempre quedó aquel subcampeonato en el Liga Promises de Arona de 2012 cayendo contra el Atlético de Madrid de los Obama. El escaparate fue muy grande. Demasiado. Tanto que los grandes del fútbol española pescaron en Paterna. El grupo se rompió, pero Hugo y Ferrran decidieron seguir escribiendo su historia juntos en el Valencia. Se conocían sus familiares, a veces compartían coche e hicieron buenas migas en el vestuario y en el campo. «Nos conocemos tanto que jugamos de memoria desde alevines», recordaba Ferran.

Esa conexión fue más allá del Valencia. Ferran y Hugo quemaron etapas juntos en la selección española. Todavía se acuerdan cuando se tuvieron que comprar su primer traje para ir a una concentración de la Sub-16. Fue el principio de otro de los ciclos más gloriosos de la Roja. Juntos conquistaron el Europeo Sub-17 de Croacia en 2017 y se proclamaron subcampeones del mundo de la categoría en India al caer en la final contra la Inglaterra de Phil Foden.

Guillamón y Ferran con las categorías inferiores de la Selección Española SD

Dos años después volvieron a levantar el Europeo de Armenia en categoría sub-19 con dos goles en la final de Ferran. Aquel torneo lo coronó y rompió la pareja. El de Foios explotó y dio el salto primero al primer equipo y años después a la selección absoluta casi sin pasar por la Sub-21. Sus caminos se separaban. Hugo seguía un proceso más natural en el Mestalla y en la Sub-21. Ambos coincidieron al final de la temporada 19/20, antes de la venta de Ferran al Manchester City, cuando Albert Celades subió a Guillamón al primer equipo. Pero apenas pudieron jugar juntos. El reencuentro se ha producido a lo grande: en la absoluta. El 29 de marzo de 2022 jugaron sus primeros minutos juntos con Luis Enrique en la goleada (5-0) a Islandia. Hoy sueñan con hacerlo de nuevo para volver a llevar a España a lo más alto. Como en la Sub-17. Como en la Sub-19. A la absoluta le toca disfrutar ahora de ellos. La Final Four de la UEFA Nations League les espera en verano. Para eso tienen que ganar esta noche en Portugal. Y ellos son expertos cuando juegan juntos vestidos de blanquinegro y de rojo.