El nuevo Valencia de Gennaro Gattuso ha comenzado la temporada dejando buenas sensaciones, aunque de forma algo irregular. Uno de los ‘pero’ que se le puede poner al técnico italiano es que, hasta el momento, no ha conseguido superar una asignatura que el Valencia arrastra desde hace ya demasiados meses. El equipo rinde en Mestalla y gana partidos, pero no ocurre lo mismo lejos de casa. 

La última victoria del cuadro blanquinegro lejos de su estadio fue el pasado 19 de marzo, en un partido en el que el equipo entonces dirigido por José Bordalás venció por la mínima en el Martínez Valero gracias a un gol de Guedes.

Desde entonces, seis salidas de las cuales tres han terminado en tablas y otras tres en derrota, entre ellas las dos de esta temporada ante el Athletic Club y el Rayo Vallecano. Ahora, justo en un momento tan comprometido como es la vuelta a la competición tras un parón de Selecciones, el Valencia de Gattuso afronta dos salidas consecutivas: Cornellà y el Sadar.