La cláusula de rescisión de Hugo Guillamón ha bajado después de su renovación. La nueva cantidad se ha reducido considerablemente respecto a los 80 millones de euros estipulados en su anterior contrato. La nueva cláusula del futbolista, según ha podido saber SUPER, ronda los 50 millones después de la última revisión. El cambio llama la atención teniendo en cuenta la meteórica proyección del joven futbolista con el Valencia y con la selección española. Al jugador, sin embargo, le da igual el nuevo escenario contractual. A Hugo no le importan las cláusulas. Lo tiene claro. Mestalla es su casa como ha demostrado siempre y su único deseo es seguir muchas temporadas más en el Valencia, más allá de junio de 2026, siguiendo los pasos de su capitán, amigo y referente José Luis Gayà. Aunque aún es joven, Hugo sueña con convertirse también en un ‘one club man’ (hombre de un solo club) como algunas leyendas del club. De momento, ya es una de las banderas del actual proyecto.

La cláusula de Hugo baja, pero su salario sube sensiblemente y se ajusta con justicia a su nuevo rol dentro del equipo: líder del centro del campo del Valencia a sus 22 años y uno de los nuevos capitanes de la plantilla después de la venta de Carlos Soler al PSG. El '6' ha dado un paso adelante para asumir responsabilidades dentro y fuera del campo. Cada vez tiene más galones. De hecho, ya lució el brazalete de capitán en la primera jornada de LaLiga contra el Girona en Mestalla. Hugo cotiza al alza por fútbol, por estatus y por proyección internacional. El futbolista tiene la máxima confianza de Gennaro Gattuso (el italiano fue clave para retomar las negociaciones) y cuenta con opciones reales de entrar en la lista de la selección española para el Mundial de Catar como cuarto central de Luis Enrique. Muchos son los clubes que han mostrado interés y han llamado a su puerta sin suerte a lo largo del verano. A algunos los rechazó. A otros equipos ni siquiera quiso escucharlos. Para Guillamón solo hay una prioridad: el Valencia.