El club anunció el lunes la mejora de Hugo hasta 2026. Su renovación se une a la también oficial de Giorgi Mamardashvili hasta 2027. En este caso, pasando de una peligrosa cláusula de rescisión de 20 millones a una prohibitiva de 100 ‘kilos’. El siguiente en la hoja de ruta del Valencia es Gayà. El capitán está muy cerca del acuerdo. Peter Lim dio luz verde desde Singapur y el propio Gattuso reconoce públicamente que está «seguro» de su firma. «Estoy seguro porque he hablado con él. Está contento, espero, porque el club ha hecho un esfuerzo grande por un jugador grande. Pienso que José no se lo está pensando, pienso que va a firmar. Espero porque sino me matarán a mí», bromeaba Rino el sábado. El ‘14’ firmará antes del Mundial por las próximas cinco temporadas marcando el tope salarial.

Gattuso también planteó en la reunión de Singapur la necesidad de dar continuidad al proyecto con la renovación de Mouctar Diakhaby y Toni Lato. Ambos con contrato hasta junio de 2023. El «sí» del francés no es nada fácil. El club ha tardado demasiado en mover ficha. El central tiene ofertas encima de la mesa para salir libre a final de temporada y ya se había mentalizado para comenzar otra etapa en su carrera deportiva lejos del Valencia. «Tal vez sea hora de mirar a otro lugar me gustaría descubrir nuevas ligas como la Premier League o la Bundesliga», reconoció hace meses. Rino tiene mucho trabajo por delante si quiere convencerlo. El entrenador también apuesta por la renovación de Lato, pero la realidad es que el club continúa sin trasladarle una propuesta. En la última reunión con sus agentes solo se habló del futuro de Gayà. El de la Pobla de Vallbona espera la oferta. Mientras tanto, la lista de equipos interesados crece.