Mientras que el Valencia y las instituciones trabajan en el intento de definir una nueva relación que establezca un marco legal con las obligaciones del club para conservar los aprovechamientos urbanísticos de la ya extinta ATE, y así reanudar las obras, el futuro del nuevo estadio va tomando un color pre-electoral. Además de club y organismos públicos, hay una tercera variante que es el posicionamiento de las plataformas de oposición a Peter Lim. Una de las cuestiones que se aguarda con más interés es el posicionamiento de “De Torino a Mestalla”, muy vigilante durante el largo proceso de reinicio de las obras y que públicamente se mostró favorable a la sustitución del Valencia como promotor del campo. Una vía amparada por el informe de la Abogacía de la Generalitat. De ese modo, el Ayuntamiento ejercería la ejecución subsidiaria.

La plataforma encabezada por el abogado Juan Martín Queralt tiene previsto reunirse en un plazo de dos semanas, y uno de los puntos que se abordarán con alta probabilidad, según ha consultado este periódico, será en qué punto se retoma la exigencia, difundida en diciembre de 2021, de pedir la sustitución del Valencia como promotor. El 31 de enero, la plataforma presentó un recurso de reposición parcial a la resolución del Consell que iniciaba el procedimiento de caducidad «anticipada» de la ATE.

En vísperas de una nueva reunión y con el club trabajando por un nuevo convenio, «De Torino a Mestalla» deberá decidir si recurre la caducidad de la ATE como forma legal para que el Consell tenga encima de la mesa, por tercera vez, la posibilidad legal de optar por la sustitución del promotor.