La pasión por el Valencia CF cruza fronteras y llega a todas las partes del mundo. Entre ellas, a Japón, donde vive Jin Long. Este seguidor se enamoró del club de joven: "Cuando tenía 12 años mucha gente de mi entorno era del Real Madrid o del Barcelona. Pero a mí eso no me gustaba, así que elegí al Valencia CF".

Este aficionado se pasea por las calles de Catar, donde presenció la buena participación de su país luciendo orgullo valencianista. Viste la camiseta de la final de la Copa del Rey del pasado mes de abril con el dorsal de Gayà, su ídolo, en la espalda. El club ha estado con él y le ha regalado la equipación de la Senyera de esta temporada.

Valencianista en las buenas y en las malas y fan de Gayà

Jin Long vivió desde la distancia las dos finales de la Champions cuando empezó a seguir al equipo, pero también ha seguido en las malas y hace un esfuerzo por ver los encuentros: "Vivo en Japón, por lo que los partidos del Valencia CF son por la noche en el este asiático. No puedo dormir mucho, pero veo casi todos los partidos en directo".

Lamentablemente no está pudiendo disfrutar de su jugador preferido -"Gayà es mi Dios"- en Catar, pero está apoyando al resto de valencianistas: "Tengo entradas para ver el Portugal-Suiza y animar a Eray Cömert. También espero conseguir entradas para el España-Marruecos". Un apasionado que está disfrutando: "Estoy muy feliz, es una experiencia increíble. Amunt Valencia".