El Valencia Mestalla está que se sale a las órdenes de Miguel Ángel Angulo. Los valencianistas volvieron a ganar en su visita a tierras inglesas, en este caso contra el Wolverhampton, para demostrar el gran nivel competitivo que están dando esta temporada. El gol de Joseda Menargues en la primera parte y un gran dominio de la contienda fueron los argumentos que emplearon los valencianistas para vencer en el tercer encuentro de la Premier League International Cup en la que ya llevan dos triunfos y un empate, quedando invictos y sin haber recibido todavía ningún gol, lo que cobra mucho valor teniendo en cuenta el pobre papel que ha desempeñado en otras ediciones en las que fue invitado. 

Angulo aprovechó la contienda para hacer rotaciones y dar minutos a jugadores menos habituales como Tiago Ribeiro, que dio la asistencia de gol, o a juveniles como Mario Domínguez, que está a un nivel excelente en el División de Honor. 

La solvencia en el juego defensivo -factor diferencial esta temporada- y el manejo de los tiempos del partido fueron clave para imponerse a los ingleses, que a pesar de jugar en casa no fueron capaces de doblegar a unos valencianistas que ya son líderes de su grupo con siete puntos. El Mestalla le ha tomado el pulso a jugar fuera de casa y en un ‘clima’ tan desfavorable como el inglés.