El Valencia Femenino visitará este sábado (12 horas) al Alavés, que se encuentra en zona de descenso, con el objetivo de cambiar la dinámica negativa en este nuevo año con una victoria que deje atrás las tres derrotas consecutivas sufridas a final de 2022.

Las valencianitas se encuentran en octava posición con 15 puntos mientras que su rival, aunque se encuentra en penúltima posición con 9 puntos, ha experimentado mejores sensaciones en el último tramo del año pasado tras el cambio de entrenador.

"Somos conscientes de que el Alavés ha cambiado la dinámica negativa del inicio de la competición, tenemos que estar centradas en hacer el trabajo que hemos planteado durante esta semana, volver a encaminar el juego para marcar goles y llevarnos los tres puntos", dijo Bea Beltrán en declaraciones al club.

La defensa valencianista explicó que la presencia de 300 aficionados en el entrenamiento a puertas abiertas el penúltimo día del año "fue una forma preciosa de cargar pilas, nos llenaron de ganas de volver a competir y darlo todo por este escudo".