El Valencia CF no será campeón de Copa del Rey este año. No al menos en categoría juvenil. El combinado dirigido por Paco Cuenca, que dio guerra en la primera parte, cayó apeado en la Ciudad Deportiva de Valdebebas contra un Real Madrid mucho más certero cara a portería y que llevó la iniciativa del encuentro. En los valencianistas destacó el papel de Yarek Gasiorowski y Mario Domínguez, pero no fue suficiente para luchar por el pase a la siguiente ronda.

El conjunto blanco se adelantó en el primer minuto en una jugada que el Valencia defendió de manera muy pasiva. Gonzalo puso el primero y dejó grogui a unos valencianistas que tuvieron que achicar aguas y que tuvieron en Yarek a un héroe sacando el balón sobre la línea de manera acrobática.

Respondió el equipo cerca de la media hora de partido y tuvo varios buenos acercamientos hasta que después de una buena recuperación de Ali Fadal y un envío al espacio de Carlos Rodríguez, Mario Domínguez superaba al guardameta con una gran definición cruzada. El delantero estrella del Juvenil ‘A’ de División de Honor metió a los suyos de lleno en la contienda.

En la segunda parte, no obstante, los madridistas contaron con más ocasiones para ponerse por delante. Lo lograron con un gol de César Palacios de cabeza aprovechando entre centrales un envío lateral que el Valencia no fue capaz de despejar.

Sentencia de Palacios

El propio Palacios puso el tercero del encuentro tras una jugada colectiva que el Valencia defendió con excesiva pasividad y sepultó las opciones de unos valencianistas que, a pesar de que realizaron cambios para intentar recortar distancias, no fueron capaces de volver a meterse en el encuentro.