14 de septiembre de 2009
14.09.2009

Emery aún no ha decidido que Moyà sea fijo en la Liga

Emery no ha definido la situación de los dos porteros y también quiere que el cacereño juegue la liga

12.09.2009 | 18:28
Emery aún no ha decidido que Moyà sea fijo en la Liga

Tener a dos porteros en un gran momento de forma es bueno para Emery, y a la vez un dilema, ya que si estuvieran en nómina de plantillas distintas —tanto Moyà como César— serían titulares y con él sólo puede jugar uno. Hasta la fecha, el cuerpo técnico ha ido alternando a los dos en el equipo titular, pero después de que el meta balear fuera el elegido para la primera jornada de liga no significa que vaya a disputar el campeonato de principio a fin y que César se asegura su presencia en los otros dos torneos, Copa y EuroLiga. Amparándose en esa teoría, los dos sabrían de antemano cuándo van a jugar, pero si Unai se empeñó en firmar a un guardameta el pasado verano, lo hizo con la intención de que ambos compitieran al máximo jornada tras jornada. Moyà ha comenzado siendo el guardameta titular, pero al cacereño también se le quiere mantener al cien por cien en el día a día y con la ilusión máxima de poder jugar cada fin de semana, por lo que durante la temporada puede haber cambios. Así lo tiene previsto Emery.

Desde que llegaron a la ciudad del Túria, sus compañeros ven en el trabajo diario cómo se las gastan bajo los palos. Los dos han empezado el curso al cien por cien y si César está lo suficientemente ilusionado después de renovar por la opción que le da el Valencia de seguir un año más en la élite profesional, el fichaje de Moyà es un aliciente más y no un hecho para que bajara los brazos. Ninguno de los dos presenta visos de acomodarse y la relación de ambos es buena, circunstancia que no existía temporadas atrás. Así da gusto trabajar y si en el primer partido oficial fue César el elegido, después lo ha hecho Moyà, pero los dos son conscientes que ninguno tiene el puesto asegurado y están preparados para alternarse para el beneficio del grupo. No es muy frecuente en un equipo que haya dos guardametas con las mismas opciones de ser titulares, ya que se trata de una zona del campo muy peculiar y en la que los protagonistas suelen recomendar que haya continuidad. Unai quiere que los dos estén siempre despiertos y ellos le responden entrenándose al cien por cien para estar preparados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine