17 de septiembre de 2009
17.09.2009
EUROLIGA / LILLE - VALENCIA

Emery planea un nuevo once

Zigic y Miku pueden formar pareja de ataque, Maduro y Navarro de centrales y Alba se perfila titular en la izquierda

17.09.2009 | 18:04

«Habrá un once titular nuevo atendiendo a la confianza que tenemos en todos. Creemos en un equipo que, independientemente de quien juegue, tiene que dar su rendimiento para que la competitividad varíe lo menos posible. Saldrá un once nuevo». Unai Emery no va a rememorar la revolución francesa, pero en la primera puesta en escena en la rebautizada Euroliga quiere ganar con un grupo compuesto por otros actores de reparto pero sin la intención de variar un ápice el guión hasta el final para lograr una nueva victoria. Acaba de comenzar la temporada y más allá de la importancia que tienen los tres puntos, el cuerpo técnico está empeñado en agrupar para su causa al mayor elenco de futbolistas de la plantilla y la única fórmula que hay es dándoles importancia. Hoy afrontan el primer examen parcial, como así etiquetó Unai, para demostrar que pueden ser titulares en cualquier momento.

Habrá novedades en todas las líneas, pero se va a presentar un grupo suficientemente solvente para ganar al Lille. En el fútbol, cuando se hace un lavado de cara tan grande como el que está previsto para esta tarde, viene motivado porque algo no funciona, pero Ayestarán y Emery quieren apostar por las rotaciones desde el principio. Los informes recopilados sobre el cuadro galo han puesto en alerta al Valencia, «no hay que fiarse de su inicio irregular. Tienen buenos jugadores». Pero el once de esta tarde debe ganar. Mathieu se llevó todos los flashes nada más pisar suelo galo y seguramente es el que mejor conoce al Lille, ya que estuvo compitiendo con ellos hasta el final por la cuarta plaza, por eso su proceso de adaptación -que sigue su curso- lo puede sobreponer con sus conocimientos del rival. A su lado habrá un nuevo tándem, formado por Navarro y Maduro, y Bruno actuará por el carril derecho. Eso es lo que ensayó Emery a puerta cerrada, escoltados por Albelda y Banega en el doble pivote, con César bajo los palos. El rol por las bandas corre a cargo de Joaquín y Jordi Alba (no se le ha pedido un permiso especial a la Federación para pasearlo por Europa), quedando para la zona de vanguardia en manos del trigoleador Miku y de Nicola Zigic. El preparador natural de Hondarribia no les ha transmitido a sus futbolistas la alineación, de ahí que la única pista que dio por la sesión de ayer a puerta cerrada, aunque hasta el último momento puede reservarse una sorpresa.

Salga quien salga al Metropole, habrá un grupo con garantías suficientes para asaltar el norte de Francia en la primera revolución de Emery. Ganar al Lille sería el primer paso de los quince que quedan para la final de Hamburgo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine