22 de septiembre de 2010
22.09.2010
JUGADORES

Emery medita sentar a Joaquín para darle descanso

El gaditano ha hecho un inicio de curso espectacular, pero físicamente está al límite.

22.09.2010 | 22:24
Joaquín Sánchez

Cuando un futbolista está en un momento dulce, al entrenador le cuesta muchísimo darle descanso, más cuando las rotaciones están de moda y más allá de que estén funcionando a la perfección. Los resultados del VCF en su inicio de curso son incontestables, pero a Unai le toca ahora abordar el tema Joaquín. Quién sabe si su capitanía le ha dado alas o ha decidido dar un paso adelante él solito después de la venta de las figuras Silva o Villa, pero lo cierto es que se ha enganchado al once inicial y no hay quién le quite.

Claro, si sus pulmones se lo permiten. Unai habló a solas con Joaquín para preguntarle si estaba cansado, el Joako quiere jugar esta noche, pero las decisiones se deben tomar con la cabeza y no con el corazón. Tras convertirse en el único jugador de campo que ha completado los 360 minutos oficiales a tope, el cuerpo técnico le ve un poco «cansado» y aunque esta mañana se le volverá a insistir, la idea de Emery es darle descanso esta noche contra el Atlético.

Una de las consignas que ha transmitido el técnico a sus futbolistas para vencer al Atlético y cubrir un póquer de triunfos en los cuatro primeros capítulos de la Liga BBVA, es la de «meterle mucha intensidad al partido desde el primer minuto». Y por este motivo, Emery quiere apostar por los mejores siempre que puedan dar el máximo. «El que salga lo tiene que dar todo», le repitió Unai a Joaquín. El nuevo ´7´ del Valencia es el único jugador de campo que ha disputado de principio a fin todos los partidos oficiales del curso actual, han sido cuatro comparecencias, pero él siempre ha estado en el podio en cuanto a esfuerzo.

No hay que remontarse muy lejos, ya que el domingo en el Rico Pérez se vació. En el segundo tiempo, cuando el equipo se quedó con un jugador menos por la expulsión de David Navarro, Joaquín fue uno de los jugadores del grupo que asumió gran parte de la responsabilidad, reclamando continuamente el balón para que los defensas respiraran, pero tampoco puso el freno cuando debía realizar un sprint hacia abajo para ayudar a Miguel y frenar las internadas de Drenthe. Ese esfuerzo tuvo su recompensa, pero físicamente acabó «muerto».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine