13 de agosto de 2011
13.08.2011
SUCESO

Un gol con dedicatoria: Va por ti, Papá

La fiesta de Mestalla acabó en tragedia al morir el padre de Paco Alcácer cuando se iba a casa con el jugador.

13.08.2011 | 22:27
Paco Alcácer, ayer en Mestalla

El padre del canterano del Valencia Paco Alcácer falleció ayer en los aledaños de Mestalla minutos después de que finalizase el partido de presentación y Trofeo Naranja entre el Valencia y el Roma. Paco Alcácer padre cayó fulminado mientras abandonaba el estadio en compañía de su hijo y de su esposa, Inma. En primera instancia los médicos consideraron que se trató bien de un infarto al corazón o una embolia. Durante media hora los doctores intentaron reanimarle, pero fue imposible.

Después del partido, una vez que el jugador ya había dejado los vestuarios, sus representantes —Lorenzo y Alberto Toldrá— le preguntaron si quería que le acercaran a casa. Paco les contestó que no era necesario, que sus padres estaban esperándole fuera del estadio. Cuando los dos iban caminando por la Avenida de Suecia a la altura del cruce con la plaza Reyes Prósper Paco Alcácer padre cayó desplomado al suelo.

El empleado del club Fernando Valls fue el encargado de trasmitir con celeridad lo sucedido a Jordi Candel y su cuerpo médico, quienes acudieron corriendo a la zona. Sin embargo, después de 30 minutos atediéndole, los galenos ya no pudieron hacer nada para salvar la vida del progenitor del joven delantero que tenía 44 años de edad.

El cuerpo del recién fallecido fue cubierto con una sábana blanca en un lugar próximo al hotel Westin donde se trasladaron hasta seis coches policiales. Nada más iban conociendo la trágica noticia, fueron acercándose mandatarios, jugadores, técnicos, empleados y personal del Valencia con la intención de arropar en tan delicado momento a Paco y a su madre.

El presidente, Manuel Llorente, Braulio Vázquez, el delegado Voro o jugadores como David Albelda, Roberto Soldado, Juan Bernat, Àngel Dealbert o Éver Banega fueron de los primeros en llegar y dar su pésame y apoyo al jugador en el escenario de la catástrofe. Allí también estaban los familiares de los jugadores y poco a poco fueron llegando la mayoría de compañeros del equipo y el cuerpo técnico para tratar de calmar el dolor de Paco, que se encontraba a unos 20 metros de su padre sin vida. Hoy sábado tendrá lugar la autopsia del cadáver para conocer las causas exactas de la muerte.

SUPER y Superdeporte.es se unen al dolor del valencianismo y muestran su pésame a toda la familia de Paco Alcácer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook