29 de diciembre de 2011
29.12.2011
NOU MESTALLA

La cubierta del Nou Mestalla será de vidrio azul

Es la principal novedad y estará acabado en dos años; así se lo ha trasmitido Llorente a Rita Barberá.

30.12.2011 | 03:30

Las obras del nuevo campo de Mestalla, que llevaban casi tres años paradas, se reanudarán a principios de 2012 y el estadio estará acabado en un plazo de dos años, según confirmaron hoy la alcaldesa Rita Barberá y el presidente del Valencia CF, Manuel Llorente.

Ambos mantuvieron hoy una reunión en el ayuntamiento de la ciudad en la que Llorente informó a la alcaldesa de los detalles del proceso de reanudación de la obras que se anunció el pasado día 12 cuando el Valencia dio a conocer que había alcanzado un acuerdo con Bankia para finalizar el recinto deportivo.

El desarrollo del proyecto por las empresas Bancaja Hábitat y Aedifica, que ha trabajado en la ordenación de la zona de la ciudad donde está el estadio, y el cambio en la cubierta, que será de vidrio y de color azul, son las principales novedades del proyecto que se retoma.

Tanto Barberá como Llorente señalaron que poco a poco se darán a conocer más detalles de la reanudación de las obras; la alcaldesa especificó que la nueva propuesta presenta alguna variación sobre la inicial y Llorente afirmó que se ajusta a la "luminosidad propia de la ciudad de Valencia".

"Se trata de un cambio técnico sobre el que se han realizado estudios durante más de dos años. Aporta más vistosidad y la cubierta cambiará de colores en función de la luz", apuntó Llorente.

El Valencia comunicó el pasado día 12 que un acuerdo con Bankia iba a permitir la reanudación de las obras del estadio, ya que el club se aseguraba una "financiación a medio plazo en condiciones de mercado y ajustada a sus actuales niveles de ingresos" para poder acometer los trabajos pendientes.

El acuerdo entre Bankia y el Valencia también contempla que la entidad financiera se hará cargo del actual campo de Mestalla.

El proyecto del nuevo estadio valencianista se presentó a finales de 2006 y las obras dieron comienzo en agosto de 2007, pero el club se vio obligado a suspenderlas por falta de liquidez en febrero de 2009, por lo que en noviembre de este año se cumplieron mil días de inactividad en la construcción del campo.

El coste de los trabajos pendientes para la finalización de las obras del campo de Mestalla ronda los 150 millones de euros y cuando las obras estén terminadas, según Llorente, "lo que hay que hacer es empezar a jugar al fútbol" en ese estadio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas