04 de febrero de 2012
04.02.2012
ENTRENAMIENTO

Hora de cortar la sangría aérea

Unai Emery reunió a sus defensas e incidió en la necesidad de aumentar la concentración para corregir los errores.

05.02.2012 | 01:44
Hora de cortar la sangría aérea

Desde comienzos de año el Valencia sufre fugas importantes en su sistema defensivo. La sangría en los balones aéreos ha impedido sumar una sola victoria en la Liga, además de los daños colaterales en la Copa que hasta el momento han podido subsanarse. En el Calderón espera uno de los rivales más poderosos en esta faceta del juego, con un depredador como Falcao y los centrales Godín, Miranda o Domínguez. Razón de sobra para que Unai Emery reuniera ayer a sus defensas, a los que machacó ensayando a puerta cerrada cómo defender centros desde uno y otro lado. La consigna: No perder la concentración en los marcajes mixtos en zona y al hombre.

El Atlético es un equipo en racha que hace de los centros al área —especialmente dirigidos a Falcao— uno de sus principales puntos fuertes. Así ganaron a Osasuna, con un balón desde la esquina que acabó enviando a gol Godín. Con un córner, precisamente, el Barça neutralizó el miércoles la ventaja que había conseguido Jonas. Diego Alves se quedó a media salida y Puyol se aprovechó del despiste de Víctor Ruiz para cabecear hacia la red. Esta ha sido la última de siete acciones en las que la falta de atención le ha costado caro al VCF. Por ello, el míster vasco lo ha tratado con sus hombres en el vestuario y también en el césped, como ayer en el Mini Estadi, donde lo trabajó con el conjunto de jugadores defensivos y con Saúl, meta del filial.

En este sentido, Aduriz reconoció que el tema «se ha hablado» porque a los jugadores «también ha llamado la atención». «Han coincidido unos partidos en los que hemos encajado goles así. Queremos que no nos metan goles a balón parado y trabajaremos para ello, porque se nos escapan puntos», comentó.

En la última fecha liguera los goles de Aritz no valieron para ganar debido a dos errores. Primero la zaga despejó mal y el balón le cayó a Munitis, quien asistió a Adrián entre medio de una línea defensiva que salió tarde para hacer el fuero de juego. La defensa tampoco funcionó en los centros aéreos, uno acabó con remate de Stuani al poste y, en el minuto 88, la asistencia de Jairo la remató Bernardo por encima de los centrales y del portero.

Los dos primeros puntos se esfumaron en el Madrigal, donde Topal perdió la marca en el 17´ permitiendo el cabezazo a placer de Gonzalo. Por suerte, Zapata no remató igual un balón idéntico. Tres días después el VCF acabó pidiendo la hora en Sevilla tras el autogol de Víctor. La cadena de desajustes continuó con el despeje de Alba ante el Levante y la pasividad para ir al rechace que permitió el gol de Koné. Y en Pamplona volaron otros dos puntos en el minuto 92, Lekic ganó la partida aérea en el área pequeña y Lolo remachó el rechace de Alves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook