25 de diciembre de 2013
25.12.2013
VENTA

Peter Lim entraría en el Valencia con unos 230 millones

El inversor se haría con el control del club y reforzaría el equipo tras liquidar la deuda

26.12.2013 | 09:58

El empresario de Singapur Peter Lim invertiría alrededor de 230 millones de euros para hacerse con el control del Valencia CF. Es aproximadamente la oferta que presentó en su viaje a Valencia y con la que intentará liberar al club de los créditos con Bankia, además de reforzar el equipo en el próximo mes con el objetivo de meterlo en la Liga de Campeones. La mayor parte de ese dinero irá a cancelar la deuda del club con Bankia y adquirir las acciones, el resto a fichajes que ilusionen a los aficionados con el nuevo proyecto.

El baile de cifras en los últimos días es constante pero quien tiene los números con todo detalle es Bankia, que ha de decidir en cuestión de días a quién le vende el Valencia CF. Las ataduras que tendría que liberar el inversor son los cerca de 90 millones de euros que debe la Fundación al banco y a la Generalitat, que llegó a poner 4,8 por uno de los impagos cuando el aval estuvo vigente, y que supondrían el traspaso del 70% de las acciones. Por otro lado, la hipoteca de 200 millones que existe sobre la parcela de Mestalla, tal como reflejan las cuentas del ejercicio 2012/13 del Valencia. Hay otra más por 25,6 millones, pero no con Bankia, sino con Caixabank. Es al que en su día se firmó con el Banco de Valencia y que además está refinanciada a 15 años, por lo que en principio se cancelaría en el momento en que se pueda vender el solar.

Vigilantes
La oferta, a juzgar por el hecho de que Bankia ha paralizado y alargado más de lo previsto el proceso de venta, puede ser superior a otras, aunque falta ver cual es el criterio que al final se aplica para adjudicar esta especie de concurso, que por cierto ya estaba prácticamente adjudicado cuando apareció en escena Salvo con su inversor. Lo que ha de vigilarse en los próximos días es si el banco acaba aceptando la mejor oferta para él, es decir, la que más dinero le dé para saldar las deudas, o si en cambio se decanta por la mejor oferta en global para el Valencia CF, la que mejor proyecto de futuro ofrezca para el club, que es la postura que defiende la Generalitat Valenciana. Públicamente, Bankia expuso en su día que se iba a buscar la mejor solución para todas las partes.

Un contrato de 130 millones
Amadeo Salvo asegura tener una empresa que garantiza al club un contrato de 130 millones para explotar diferentes posibilidades del futuro Mestalla, por lo que el dinero para acabar las obras del estadio no saldría directamente del bolsillo del inversor sino que lo generaría el propio Valencia CF. Además, después de liquidar las cuentas con Bankia la sociedad tendría capacidad para obtener crédito bancario, cosa que ahora es imposible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook