28 de enero de 2014
28.01.2014
Superdeporte
CANTERA

El central de Rufete es Mariano

La Academia ha blindado con cinco temporadas a este argentino de 15 años del Cadete

28.01.2014 | 17:23
El central de Rufete es Mariano

El Maganer General del Valencia, Francisco Javier Rufete, busca en el mercado un central para competir desde ya en el primer equipo. Mientras tanto, trabaja el fútbol base en la Academia para que eso no vuelva a repetirse dentro de tres o cuatro años. Rufete tiene muy avanzada la renovación del juvenil Alberto Tendillo. Sin embargo, gran parte de sus esperanzas las tiene depositadas en el central del Cadete A de Liga Autonómica.

Se llama Mariano Konyk, tiene 15 años, es argentino, nacido en Buenos Aires aunque de padres ucranianos, y el Valencia ha apostado fuerte por él con un contrato de cinco temporadas, inusual en canteranos de su edad, que le vinculará al club hasta los 20. El club peleó duro con el Espanyol en verano porque ve en el argentino todas las condiciones para que sea profesional. El objetivo es que el Valencia disfrute en el futuro un central ´made in´ la Academia.

Nació el 15 de febrero de 1998 en Buenos Aires, aunque sus padres son de Ucrania. La crisis argentina obligó a la familia a hacer las maletas y volar a Barcelona en busca de una nueva vida. Mariano destacó en la UB Catalònia y la Gramanet hasta llamar la atención de los ojeadores del Espanyol. El Valencia se fijó en el central, le siguió y apostó fuerte el pasado verano con un contrato de cinco temporadas. Su salida del club blanquiazul.

Llegó de la mano de Robert Fernández. Mariano ya ha empezado a demostrar en la ciudad deportiva de Paterna su proyección. Es titular indiscutible a las órdenes de Curro Torres en el Cadete A y los técnicos de la escuela, especialmente Rufete, están encantados con su rendimiento. La sensación es que será un futbolista importante en el Valencia. Mariano es un central con mucho potencial físico „mide 1,80 y la previsión es que llegue a los 1,86„, pero su mejor virtud es la técnica. Se caracteriza por ser tácticamente muy bueno y elegante en la salida de balón. Por si fuera, poco la Academia le está puliendo para que aproveche aún más su físico y gane en agresividad en el campo. Es el proceso de formación de un canterano en el que la Academia de Rufete trabaja día y noche para que sea el central ´top´ que todos esperan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook