16 de septiembre de 2014
16.09.2014
DE PROYECTO A REALIDAD

André Gomes no tiene techo

Demostró que añadiendo agresividad a su talento puede ser el centrocampista total que quiere Nuno

16.09.2014 | 19:25
André se asienta en Mestalla

Si André Gomes comienza a asomarse con fuerza en el Valencia. Con solo 21 años su figura se hace grande en el equipo con el paso de los partidos. Quizás antes de lo que el propio futbolista y Nuno esperaban. El mediocentro portugués va a más. Asimilando conceptos. Cogiendo experiencia. Aprendiendo, como él mismo reconoce por su juventud. Cada día que pasa se acerca más a ese centrocampista total que proyectaba Nuno cuando lo recibió en pretemporada en Alemania. Aún es pronto, pero cada vez tiene menos de verde. Su planta, talento innato, visión de juego, zancada kilométrica, conducción de balón exquisita y manejo de las dos piernas enamoraron desde el primer día al cuerpo técnico, pero Nuno sabía que todas esas condiciones ofensivas no eran suficientes. Lleva dos meses convenciéndole diariamente de que para triunfar hay que correr, presionar, jugar intenso y ser agresivo como el que más. Nuno tenía la seguridad de que cuando André metiera el pie y conjugara ese sacrificio defensivo a su potencial ofensivo sería imparable. El domingo lo fue en Mestalla. Además de tocar, mordió arriba y recuperó el balón para iniciar la jugada del primer gol de Piatti que abría el marcador. El míster le felicitó. El futbolista asintió dándole la razón. Los dos saben que, así, André Gomes no tiene techo.

«¡No pueden contigo, no puedes ser batido! ¡Caralho, André!», gritaba Nuno enfadado delante de todos. Nunca se vio al míster tan cabreado. Quizás consciente de las posibilidades de su compatriota. El técnico paró dos veces un entrenamiento de verano para recriminar al portugués su falta de constancia defensiva. Todo eso lo está puliendo André. Su presión y su robo de balón contra el Espanyol es la confirmación.

Valverde hizo despertar el sacrificio de Parejo para convertirlo en un mediocentro más completo y Nuno está consiguiendo lo mismo con André. El jugador lo sabe. «El míster siempre me ha dicho que había que ser presionante, yo creo que he trabajado bien. Estoy aprendiendo mucho, tengo al entrenador y al equipo que me está ayudando mucho y las cosas me están saliendo como yo quería». Contra el Espanyol jugó sus mejores minutos de la temporada. «Estoy contento con el partido, me he sentido muy cómodo al principio, pero siempre me exijo más. Me hubiera gustado correr más como yo quiero, pero estoy satisfecho. Llevo tres partidos, estoy aprendiendo muchas cosas, tengo 21 años y voy a ir a más». El crecimiento de André va parejo con el del equipo. Los dos van de la mano. «Estamos demostrando ser un equipo fuerte a pesar de ser un equipo tan joven y lo mejor es que todos podemos dar mucho más. A lo mejor no tenemos la experiencia necesaria, pero estamos por buen camino».

Ese buen camino pasa por el equilibrio que Nuno ha encontrado en el centro del campo con Fuego, Parejo y el propio André. El portugués admite que jugar al lado de Dani y por delante de Javi se hace más fácil. «Tienen una cultura de fútbol español diferente a mí. Ellos tiene experiencia en la Liga y me ayudan mucho. Cuando uno está fuera de posición, los otros nos ayudamos. Jugar con Javi y Parejo es más fácil.

Javi tiene una gran experiencia y controla las situaciones. Estamos trabajando bien en el centro del campo. Juegue quien juegue estamos ayudando al equipo y al final eso es lo más importante». Más tranquilidad le da todavía el ataque. Su amigo Rodrigo está cumpliendo todas las expectativas. «Arriba vamos a hacer daño siempre. Rodrigo yo ya lo conocía y está respondiendo, también Paco con goles, Piatti igual, cuando entra Soso lo hace bien... y todavía hay gente de ataque que ha participado menos pero que va a ayudar. En ataque tenemos muchas soluciones y se está comprobando. Todos están trabajando bien y demostrando que merecen minutos».

André está encantado con el equipo, le gusta la ciudad y se ha enamorado de Mestalla. No se lo esperaba. «Es fantástico jugar con este apoyo en Mestalla. La afición está con muchas ganas y eso se traslada al equipo. La gente quiere que el equipo juegue bien y gane y nosotros estamos cumpliendo. El equipo está bien y lo importante es que la afición se sienta orgullosa y contenta del equipo». La pregunta se la hace todo el valencianismo. ¿Hasta donde puede llegar este equipo? André empieza a madurar hasta en sus respuestas. «Es pronto. Vamos a ver hasta donde llega este equipo. Ahora tenemos que tener paciencia, tenemos una media de 24 años y por tanto hay que tomárselo con calma, pero jugando así y con el apoyo de la afición pienso que podemos hacer cosas magníficas». André ya ha empezado a hacerlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine