02 de octubre de 2014
02.10.2014
LIGA BBVA
Valencia 31Atlético
 

El Valencia derroca al campeón de Liga

Miranda en propia puerta, André Gomes tras un jugadón personal y Otamendi en un córner. Mandzukic recorta para los suyos

05.10.2014 | 12:38

Esto es Mestalla, que Esparta se nos queda pequeño. Nuno demandaba ambientazo y los aficionados respondieron con creces. Este Valencia sabe jugar al fútbol de control, al de la contra y al de guerra, que futbolistas hay para todo. Y para muestra: un 3-1 ante el vigente campeón de Liga, que hincó la rodilla nada más entrar en uno de los templos del fútbol.


Corría el minuto 5 de encuentro y un inocente centro al área de Mustafi era rematado por Miranda contra su propia portería. Los más rezagados no pudieron ni verlo, como tampoco lo vio venir Moyà en un fallo de comunicación con su central más goleador. Todavía estaba siendo aplaudido el primer gol cuando el balón llegó a los pies de André Gomes, un maestro del esférico, que se trabajó una gran jugada dentro del área para subir el segundo tanto al luminoso. Era el minuto 8 de partido y los de Simeone estaban groguis.

Aparece Mario Kempes. Se llegaba al minuto 10 de partido en inmejorable momento para recordar al 'matador' con una pancarta. Sobre el césped hubiera marcado ya su golito.

'Otakáiser' entra en escena. Sólo llevaban transcurridos una docena de minutos y el central argentino daba al Atlético de su propia medicina al embestir como un toro bravo al balón a la salida de un córner, mandando el cuero al fondo de las redes. Imparable. Espectacular. Mestalla no cabía en sí de gozo.

Los atléticos, contagiados por el carácter de su entrenador no pensaban en arrojar la toalla, ni mucho menos. Su presión era incesante, sabedores de que con ese resultado no había mucho que perder. Premio al empuje se encontraron con un gol de oportunista de Mandzukic, que aprovechó un rechace de Alves a tiro de Tiago ante la nula oposición de Barragán. Quedaba una hora de partido.

Teixeira quería protagonismo y se equivocó al señalar un penalti por mano de Gayà cuando, de manera involuntaria, el balón tocaba su brazo tras provenir de su propio muslo. Lanzó Siqueira y Alves corrigió el fallo arbitral al detener la pena máxima a su compatriota para igualar a Santi Cañizares como el portero valencianista con más acierto en dicha suerte. Con un merecido 3-1 se llegó al descanso de un vibrante partido.

Resultado inamovible
La segunda parte comenzó con una dosis extra de tensión por parte de ambos equipos, ya que si los centrales colchoneros mordían, Otamendi les plantaba cara a todos. Literalmente. Los jugadores del Atlético cometían incontables faltas, pero Teixeira pasaba por alto la mayoría de las infracciones colchoneras, no así las no menos numerosas de los locales (la estadística en este aspecto confundirá a los que no vieron el partido).

Simeone movía el banquillo sin parar en busca de una solución, pero ésta no aparecía en el menú, ya que su equipo está diseñado para lo que está diseñado y cuando alguien les gana con sus armas se bloquean desde el portero hasta el ariete. Nuno, por su parte, hacía lo propio modificando algunos de sus cromos para dar aire a los más desgastados. Gayà pasaba al ataque y de sus botas salían numerosas jugadas de calidad. Qué bueno es este chico.

En contra de lo ocurrido al comienzo del primer acto, el Valencia tardó 26 minutos en chutar a puerta por primera vez, quizá sabedores de la ventaja y de que su rival iba a dejar cada vez más huecos en la retaguardia. Eso sí, por si acaso, la entrada de Orban (defiende de cine) ayudó a defenderse por tierra y aire de todo el arsenal enemigo.

Al final el Atlético no pudo atravesar el muro defensivo armado por Nuno y Cerci vio su segunda amarilla por emplear el brazo para ayudarse a batir a Alves. Teixeira, ayudado por su asistente, señaló la infracción y mandó al italiano a la ducha tras un puñado de minutos sobre el campo. Aunque parezca mentira es el primer expulsado colchonero en Liga esta temporada. El pitido final deja los tres puntos en casa, a buen recaudo, y de paso sirvieron para ascender al Valencia de nuevo al liderato, aunque sólo fuera un rato, hasta que el Barcelona dio buena cuenta del Rayo.

- Ficha técnica:

3 - Valencia: Alves, Barragán, Mustafi, Otamendi, Gayá, Javi Fuego, Parejo, André Gomes (Filipe Augusto, m.70), Rodrigo, Piatti (Orban, m.62) y Alcácer (Feghouli, m.75).

1 - Atlético de Madrid: Moyá, Gámez, Miranda, Godín, Siqueira, Tiago (Raúl García, m.72), Gabi, Koke, Arda Turán (Raúl Jiménez, m.68), Griezmann (Cerci, m.65) y Mandzukic.

Goles: 1-0, m.6: Miranda, en propia puerta. 2-0, m.7: André Gomes. 3-0, m.13: Otamendi. 3-1, m.29: Mandzukic.

Árbitro: Teixeira Vitienes (Comité cántabro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Andre Gomes, Parejo, Javi Fuego y Gayá. Expulsó al visitante Cerci (m.90) por doble tarjeta amarilla.

Incidencias: partido de la séptima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Mestalla ante 45.000 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook