16 de noviembre de 2014
16.11.2014
Superdeporte
INTERNACIONALES

El 'gordinho' que triunfa en la selección

Diego Alves sufrió sobrepeso durante su infancia por un tratamiento con corticoides

16.11.2014 | 22:21
El 'gordinho' que triunfa en la selección

Diego Alves ha conquistado Brasil. Su rendimiento en el Valencia y las buenas sensaciones que dejó en el amistoso ante Turquía le han convertido en protagonista. No todo es Neymar; el portero también tiene tirón. Tanto, que los medios que siguen a la selección brasileña han dibujado todo tipo de perfiles y reportajes. Entre ellos, el más curioso lo ha realizado el portal UOL Esporte, que ha recuperado una historia diferente sobre su infancia. Resulta que Alves era gordito y le apodaban ´X-Tudo´, que es el nombre que los brasileños utilizan para nombrar las hamburguesas gigantes, el tamaño ´XL´ de aquí.

«El gordinho se ha transformado en titular de la Seleçâo». La historia recuerda al cuento ´El Patito Feo´. Diego Alves, el niño que tuvo que aguantar la burla de rivales y compañeros por su sobrepeso, emerge hoy como cisne. Entre los apodos más recurrentes que le cayeron, ´X-Tudo´ (en referencia al tamaño gigante de las hamburguesas) fue el que tuvo más difusión. Sin embargo, el gordinho terminó después perfilando un cuerpo de atleta durante la adolescencia hasta tapar bocas. Cero complejos, incluso ha incorporado la ´X´ a los productos que llevan su nombre, como su página web (diegox.com.br.) y sus amigos de toda le vida en Ribeirâo Preto todavía le llaman Diego ´X-Tudo´.

Víctima de una parálisis facial
«Cogí mucho peso siendo niño (20 kilos) como consecuencia del tratamiento con cortisona de la parálisis facial», recordó Diego Alves en una entrevista a UOL Esportes en 2012. El portero afirma que aquella fase de chaval regordete le dejó muchas lecciones. Siempre en positivo. Incluso acepta con sentido del humor el ´célebre´ apodo ´X-Tudo´. «Llegué a pesar 70 kilos, era obeso. Pero incluso en esa circunstancias siempre seguí haciendo deporte. No hice dieta, procuraba correr. El entrenamiento fue lo que me fortaleció. Ya era portero y nunca dejé de jugar a la pelota. Luego, cuando cumplí los 12 años, pegó un estirón y volví a mi peso». Unos años después, ya en el Botafogo de Riveirâo Preto, llegó a la selección brasileña Sub18, fichó por un grande como el Atlético Mineiro y llegó a Europa a través del Almería. Felipe Melo le convenció entonces. El resto es historia conocida. El gordinho es el portero de la Seleçâo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas