15 de diciembre de 2014
15.12.2014
COPA DEL REY
Valencia 44Rayo Vallecano
 

El Valencia sigue adelante con el corazón en un puño

El Valencia salva una situación muy complicada tras otra primera mitad desastrosa

17.12.2014 | 20:22
El Valencia sigue adelante con el corazón en un puño

El Valencia estuvo prácticamente eliminado de esta Copa con un contundente 2-4 en el marcador que parecía definitivo, pero con un triplete de Paco Alcácer y el último tanto obra de Rodrigo logró igualar un marcador de escándalo en Mestalla con el que el equipo de Nuno hizo valer su triunfo de hace dos semanas en Vallecas, aunque sufrió con diez hombres hasta el pitido final y se salvó por muy poco de una debacle histórica.

Mestalla entró en calor con un disparo seco y con clase de Parejo que sacó el meta, y sobre todo con una larga incursión de Cancelo por la banda derecha y un par de regates que causaron admiración, aunque la jugada acabó en nada. Se mascaba en el ambiente que el Valencia no tardaría mucho en sentenciar la eliminatoria y, efectivamente, antes de los diez minutos de partido llegaba el primero con un jugadón de Rodrigo, aunque su remate raso se estrelló en el poste y fue Alcácer en que la estaba esperando para hacer el gol a placer. Así debió ser, pero el partido tenía reservadas muchas sorpresas y dosis de dramatismo. Debe ser la magia de la Copa.

Sin embargo, no encajó bien la ventaja el Valencia, el Rayo ganó terreno y empató en unaacción a balón parado rematada de cabeza por Jezabed. Muy blanda la defensa y muy riguroso el árbitro, que en la falta que dio origen al gol mostró una amarilla a André Gomes. Sigue el acoso sobre uno de los jóvenes jugadores con más clase de la Liga. Y lo peor, pocos minutos después el Rayo culminaba su reacción con el segundo gol, un golazo de Pozuelo con el control y el zurdazo desde fuera del área que sorprendió a Yoel.

Hasta ahí, el Valencia había agotado de manera sorprendente todo el crédito que llevaba en la mochila, no se podía permitir encajar ningún gol más. Pero en el 38 Jonathan Pereira recoge un balón que viene rebotado desde lejos para colarse entre los dos centrales y hacer el tercero, poniendo en serio peligro ya la Copa para el Valencia. Estaba en posición de fuera de juego, aunque minutos antes el colegiado ya le había anulado una jugada de gol por fuera de juego muy justo.

Necesitaba el equipo un pequeño Basilea y hubo revolución en el descanso, tres cambios de golpe y salida en tromba del Valencia con Negredo de abanderado. Su incursión por la banda derecha provoca el segundo tanto de Paco Alcácer antes de cumplirse el minuto de juego. Había variado Nuno su planteamiento inicial sacando del campo a un desafortunado Filipe Augusto, cuyo crédito para el entrenador parece ilimitado pero no convence a nadie más. También se fueron Cancelo y Carles Gil para poner toda la carne en el asador, Negredo, Piatti y De Paul.

Los minutos de locura continuan con una acción en la que Paco Alcácer reclama penalti, pero ojo, que el Rayo no estaba muerto y sus llegadas traían peligro a una defensa del Valencia más desguarnecida. La noche tomaba ya tintes de catástrofe a conseguir el Rayo su cuarto gol, en una acción por la banda derecha en que el equipo madrileño aprovecha el desorden defensivo para marcar por mediación de Embarba. Pero no, Paco Alcácer culminaba su hat-trick al recoger un nuevo rechace tras una gran jugada de Rodrigo. El hispano-brasileño, precisamente cuando Paco Jémez metía un defensa por un delantero, se convertía en héroe al empatar a cuatro después de un error del meta del Rayo, que reclamó una falta en el salto con Negredo inexistente. De héroe a villano, porque a diez minutos del final veía la roja directa al golpear por detrás a un defensa del Rayo con el que venía forcejeando. No dudó el árbitro, que antes había perdonado hasta dos veces la segunda amarilla a Baena.

Hasta el final, cosa extraña, ya no hubo más goles, aunque el único que lo buscó fue el Rayo ante un Valencia que tenía en el campo un equipo súper ofensivo totalmente atrincherado atrás para mantener el marcador. Lo logró, que no es poco tal como se había puesto la eliminatoria de esta Copa en que el equipo tiene depositadas tantas esperanzas. No será así.

- Ficha Técnica:
4. Valencia: Yoel, Cancelo (Negredo, m.46), Mustafi, Vezo, Orban; Filipe (De Paul, m.46), Andre Gomes, Parejo; Rodrigo, Carles Gil (Piatti, m.46) y Alcácer.

4. Rayo Vallecano: Cristian Álvarez, Quini, Morcillo, Nacho (Tito, m.63); Raúl Baena, Jozabed, Pozuelo (Baptistao, m.77); Embarba, Álex Moreno, Lica y Jonathan Pereira (Amaya, m.70).

Goles: 1-0, m.8: Alcácer. 1-1, m.20: Jozabed. 1-2, m.23: Pozuelo. 1-3, m.38: Jonathan Pereira. 2-3, m.46: Alcácer. 2-4, m.61: Embarba. 3-4, m.65: Alcácer. 4-4, m.71: Rodrigo.

Árbitro: Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó por el Valencia a Andre Gomes y De Paul, y por el Rayo a Baena, Jonathan Pereira, Nacho, Cristian Álvarez y Morcillo. Expulsó al valencianista Rodrigo en el minuto 80 con roja directa.

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Camp de Mestalla ante 25.000 espectadores. El Valencia portó brazaletes negros en memoria de Nicasio Agustina, maestro de ceremonias de las bandas de música en Mestalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook