17 de diciembre de 2014
17.12.2014
FICHAJES

El Valencia continúa a la caza de talentos

El eterno proceso de venta del club ha motivado que jugadores como Vietto o Leo Suárez se hayan escapado, pero eso no es lo sustancial

22.12.2014 | 11:13

Dice una canción que no hay que llegar primero, que hay que saber llegar. Puede que no sea más que un dicho, „y hay dichos para todo, hasta para lo contrario del dicho en sí mismo„ pero se puede aplicar al fútbol y lo que es más, se puede aplicar a la planificación deportiva.

Concretamente a la búsqueda de talento por el mundo. En unos meses dos futbolistas se le han escapado al Valencia, Vietto y Leo Suárez, y los dos están en Villarreal. Se puede decir en este caso que el Villarreal ha llegado primero porque los ha fichado a los dos. De Suárez sabemos poco más allá de que su calidad como jugador talentoso y joven le precede. De Vietto ya vamos conociendo más cosas. La última que es el máximo goleador del Villarreal y que el domingo hizo un golazo en el Vicente Calderón que le dio los tres puntos al conjunto amarillo.

Y sí, Vietto podría ser ahora jugador del Valencia. Y no lo es porque el Villarreal hizo una oferta en el pasado mes de julio que el conjunto de Mestalla no pudo igualar. Todo se remonta al fichaje de Rodrigo de Paula principios de este 2014, Rufete y Ayala consiguieron en esa operación que el Racing de Avellaneda incluyera un derecho de tanteo es decir, la opción de igualar cualquier oferta que recibieran por el entonces desconocido Luciano Vietto. Y lo lograron a coste cero. No contaban con que en el mes de julio el proceso de venta seguiría abierto, o mejor dicho, que estaría más en entredicho que nunca y que la indeterminación social y económica del club les impediría pelar por el delantero.

Cuando el Valencia recibe la notificación oficial por parte de Racing de Avellaneda informándole de que el Villarreal ha hecho una oferta por Vietto y que tiene 48 horas para contestar, la posibilidad de que Peter Lim compre el club está muy en el aire. Los de finales de julio son días de incertidumbre a la espera de lo que decida el Patronato de la Fundación que debía reunirse el viernes 31 de julio, solo cuatro días antes de que el Villarreal haga oficial el fichaje de Vietto. La realidad es que no había dinero para un delantero joven Vietto porque con la cesión de Rodrigo por parte del Benfica „con la obvia colaboración de Peter Lim„ y la presencia de Paco Alcácer en la plantilla, el dinero que queda tras las ventas de Mathieu y Juan Bernat es para lo más urgente, para la defensa€ concretamente para Mustafi, que se fichó unos días después de que el Villarreal presentara oficialmente a Luciano Vietto el cinco de agosto.

Hace unos días también el Villarreal hacía oficial el fichaje de Leo Suárez, un joven jugador del filial del Boca Juniors que el Valencia sigue desde hace muchos meses y como en el caso de Vietto, no había dinero para invertir en futbolistas jóvenes. Cierto que cuando el Submarino Amarillo se hace con Suárez ya han pasado meses desde que se hiciera oficial la venta del Valencia a Peter Lim, pero solo unas semanas desde que el traspaso legal y formal de las acciones desde la Fundación a Meriton se hiciera efectivo. Es decir, a efectos de funcionamiento interno en el club, el proceso de venta se ha alargado hasta hace apenas unas semanas, en verano, lo que era verdaderamente urgente se fue solucionando casi sobre la marcha por Amadeo Salvo, Rufete y Ayala, lo que no era urgente, ha quedado emplazado para ahora, para después del aterrizaje de Meriton en el club. Por el medio se han perdido futbolistas como Vietto o Leo Suárez pero quedan otros como el chileno Sebastián Vegas que todavía siguen en el punto de mira, por ello tal vez sea mejor destacar la capacidad del nuevo Valencia para detectar el talento, para encontrar el futbolista joven y apostar por él, porque eso se tiene o no se tiene, el talento para detectar el talento es lo que importa por encima de la ejecución final. Y más cuando lo que ha provocado que el Valencia no pudiera ejecutar los dos fichajes ha sido que el club se ha vendido, es decir, ha sido la situación más anómala y traumática que ha experimentado la entidad desde que fue fundada en 1919. La venta ha tenido repercusiones mediáticas, sociales, políticas, económicas, y también deportivas, por ello, una vez terminado el proceso, una vez asentado el nuevo club con sus nuevos ejecutivos, lo sustancial es que se mantenga la capacidad de detectar jóvenes valores allá donde los haya y apostar por ellos, porque ahora, dinero y capacidad ejecutiva sí hay€ No lo duden, a la vuelta de la esquina hay más ?Viettos? esperando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas