25 de diciembre de 2014
25.12.2014
LA HISTORIA

Así llegó Peter Lim al Valencia CF

Hace más de un año que se cumplió el aniversario del primer contacto entre el Valencia CF y el multimillonario de Singapur

10.01.2015 | 11:19
Así llegó Peter Lim al Valencia CF

Pocos días antes de emprender ese viaje, Amadeo Salvo y Braulio Vázquez habían quedado a cenar con Carlos Bucero, representante de Miroslav Djukic, en un momento en que el serbio atravesaba por un momento delicadísimo al frente del equipo. La cena se produce en la casa de la familia Salvo en Villar del Arzobispo y a la misma acude también Jorge Mendes, con el que Bucero tiene estrecha relación profesional. Al regresar a Valencia pasan por delante de las obras del nuevo estadio, surje el comentario y es precisamente cuando Salvo cuenta que él y Luis Douwens viajan a China y Catar para contactar con algunos posibles inversores. La pregunta o sugerencia del agente de futbolistas no se hace esperar: "¿Y por qué no váis a ver a Peter Lim?".

Primera cita en Singapur
Dicho y hecho. Salvo y Douwens viajan a China para visitar a Wang Jianlin, propietario del grupo Wanda, pero a continuación varian el itinerario para acercarse hasta Singapur. "Allí quedamos con Lim, estuvimos comiendo con él y le presentamos el proyecto del estadio y todas las modificaciones que habíamos tratado en los últimos meses con Mark Fenwick", explica Salvo. El objetivo en esa primera toma de contacto era proponerle que fuera él a través de alguna de sus empresas el que aportara los cerca de cien millones de euros para poder acabar y poner en marcha el Nou Mestalla. "Nos dijo que le dejáramos un tiempo para estudiarlo y nos despedimos", y ahí pudo acabar la historia.

Bankia pone en venta sus créditos en el Valencia CF
Los dirigentes del Valencia estuvieron después en Qatar antes de regresar a Valencia, donde durante ese compás de espera ocurrió un hecho relevante. El 15 de noviembre el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana decide estimar el recurso de Bankia contra la sentencia que había declarado nulo el aval del IVF, devolviendo el caso para que vuelva a ser juzgado desde el principio. Esto suponía en principio que la Generalitat vovía a ser avalista, una mala noticia que precipitó los acontecimientos. Cuatro días después Alberto Fabra y José Ignacio Goirigolzarri se ven en Valencia y el presidente de la Generalitat llega a declarar que van a buscar una solución de inmediato porque "hasta ahora nos hemos estado pasando la pelota". La solución no tarda en llegar, una semana después, el día 26, Amadeo Salvo y el director general del Valencia Luis Cervera acuden a Madrid a una reunión con Bankia en la que los responsables del banco les comunican la decisión de no refinanciar al club y a la Fundación. El Valencia CF está en venta, esa es la solución.

Bankia anuncia que no refinancia y vende el club
La decisión no se haría pública hasta el 10 de diciembre, con un sorprendente comunicado de Bankia mientras se celebraba la Junta General de Accionistas del Valencia CF. La sorpresa de todo el Consejo de Administración que estaba en la mesa y del propio Aurelio Martínez fue mayúscula, sobre todo por los hechos que habían ocurrido horas antes, aunque en realidad arrancan unos días atrás. El 2 de diciembre de 2013 se celebraba en Madrid la primera gala de los premios de la Liga de Fútbol Profesional, Amadeo Salvo acude y allí se encuentra con Jorge Mendes y con Peter Lim, hablan de todo lo que habían tratado un mes antes en Singapur y el presidente pone al día al magnate de los últimos acontecimientos. "El tema se complica porque Bankia ha puesto en venta el club", le dice. Es entonces cuando Lim se plantea hacer una oferta, pregunta y pide que se le envíe toda la documentación financiera para estudiar seriamente comprar el Valencia CF. Después de no haber podido concretar la operación del Liverpool tres años antes, su sueño sigue siendo tener en propiedad un club para competir por la Liga de Campeones.

Lim, en Valencia de incógnito
Peter Lim se lanza de inmediato, solo ocho días después aterriza en Manises con su avión privado y convoca a todas las partes a una reunión, a la que asisten Salvo, Aurelio Martínez, el conseller Juan Carlos Moragues y el director territorial de Bankia. En la misma el inversor se presenta y comunica su intención de comprar las acciones de la Fundación y los créditos de Bankia. En un papel traslada a los presentes cual es su idea, que pasa por pagar 94 millones para adquirir las acciones, liquidar las cantidades a las que tuvo que responder el Consell y liberar el aval, además de otros 120 millones por los créditos. Son 214 millones sobre un total de la deuda que ascendía a 338, lo que suponía una quita en el global de la operación de un 30% aproximadamente. Bankia dice en esa reunión que le den siete días para pensarlo, eso ocurre alrededor de las 12 de la mañana del 10 de diciembre, y a las ocho de la tarde es cuando emite el comunicado para anunciar que busca inversores para vender el club.

Bankia ningunea a Lim pese a no tener una oferta mejor
Pasan los días y Bankia no da señales de vida, tanto que el inversor llega a poner la fecha del 15 de enero como límite porque su intención es reforzar el equipo en el mercado de invierno para intentar meterse entre los cuatro primeros. Así lo explica Amadeo Salvo cuando en una rueda de prensa horas antes del Valencia-Real Madrid, el 22 de diciembre, anuncia la oferta de Peter Lim. El banco, sin embargo, argumenta que no puede vender sin que antes haya un proceso al que puedan concurrir otros interesados, en definitiva los que la consultora KPMG había estado trabajando, dos fondos de inversión con origen en Estados Unidos, Cerberus y GEM (Global Emerging Markets). Salvo monta en cólera porque tanto él como Aurelio Martínez conocían a través de Bankia que ninguna de esas ofertas era superior a la de Lim, GEM había entrado ofreciendo 49 millones de euros por las acciones de la Fundación que luego tuvo que aumentar y la mejor propuesta por todo el global era de 150 millones, cuando Peter Lim estaba ofreciendo más de 200.

Salvo desata las hostilidades
Bankia fija esa fecha del 15 de enero como límite para recibir ofertas con el compromiso de que ese día se abrirían los sobres y tanto el Valencia como la Fundación conocerían la identidad y cuantía de las propuestas. "No va a haber otra oferta mejor", decía Salvo. Un día antes, el 14 de enero, Lim se presenta en el Vicente Calderón para ver en directo el Atlético de Madrid-Valencia, pero nunca llega a depositar sobre alguno porque considera que él fue el primero en trasladar su oferta cuando no había ningún proceso en marcha. El 16 de enero, Salvo, Aurelio Martínez y el conseller Juan Carlos Moragues acuden a la sede de Bankia en Madrid, pero allí no se abren sobres ni se revelan los datos de las supuestas ofertas presentadas, el presidente del Valencia monta en cólera y convoca una asamblea informativa en Mestalla para trasladar a los socios y accionistas los manejos de la entidad bancaria en la venta del Valencia CF.

La Fundación lidera un nuevo proceso de venta
La asamblea se celebra el viernes 24 de enero, es un auténtico éxito de Salvo y un punto de inflexión en el proceso de venta. Allí reune a más de 7.000 aficionados que dan su apoyo al presidente y al Consejo para que luchen hasta el final por la mejor oferta para el Valencia. Salvo ataca a Bankia, al Consell, y lanza un reto a la Fundación para liderar un nuevo proceso de venta desde aquí. "Aquellos inversores que quieran comprar el Valencia tendrán que venir aquí", proclamó. Cuatro días después se produce la foto del acuerdo entre Valencia y Fundación que iba a variar el rumbo de la historia. A pesar de las presiones para que no lo hiciera, Aurelio Martínez acepta el reto, cambia de estrategia y decide poner en marcha un nuevo proceso de venta con sus propias condiciones, cuando hasta ese momento la Fundación se había negado a participar en la venta del club. Salvo pactaba con Aurelio y empezaba a tener de cara en sus planes al Consell, abrumado por la reacción popular contra Bankia y a favor del propio presidente. De hecho, la foto del apretón de manos entre Salvo y Aurelio se produce después de una reunión la noche anterior con el conseller Moragues.

Siete ofertas por el Valencia
La maniobra irrita a Bankia, que ve peligrar su acuerdo con Cerberus, pero después de un tira y afloja el 24 de febrero todas las partes logran pactar unas bases comunes para la venta, el Valencia y la Fundación contratan como asesores a Price Waterhouse y se anuncia que habrá comprador en unas siete semanas, en las que se viven momentos de tremenda tensión que prácticamente llegan a destrozar todas las bases del proceso. De una manera o de otra se llega al 1 de abril y se hacen públicas las ofertas, que en las bases debían ser vinculantes pero al final pasan todas hacia adelante. Concurren en total siete, Lim, Wanda, Cerberus, GEM, Zolotaya (la oferta rusa), Mario Alvarado y TheUP 54 (firma ubicada en Londres con supuesto capital árabe).

Unanimidad del Patronato
La Comisión Gestora formada por las cuatro partes, Bankia, Generalitat, Valencia y Fundación, se pone manos a la obra para evaluar las ofertas y determinar las finalistas que cumplen todos los requisitos. En menos de un intenso debate interno y de una auténtica guerra mediática fuera entre las distintas ofertas, para la votación final quedan cuatro: Lim, Wanda, Zolotaya y Cerberus. El 14 de mayo la Fundación convoca oficialmente la reunión del Patronato para decidir la mejor oferta, la cita será el sábado 17 de mayo por la mañana en un hotel de la ciudad. Días antes Bankia ya sabe que la consultora contratada por el Valencia y la Fundación ha valorado la oferta de Meriton Holdings (Peter Lim) como la mejor y que ese va a ser el sentido del voto del Patronato, haciendo buena la estrategia diseñada por Salvo. Primero trató de impedir que se celebrase el propio Patronato, pero un día antes (el 16 de mayo) iniciaba las negociaciones con Lay Hoon para intentar llegar a un acuerdo. El 17 la oferta de Lim gana por unanimidad y el 5 de junio Bankia y Meriton anuncian un principio de acuerdo para la compra de las acciones y refinanciar la deuda.

Lim ya toma decisiones
A partir de ese momento ya solo era cuestión de tiempo que Lim se convirtiera en propietario, de hecho empezó a tomar parte en las decisiones importantes del club como el fichaje de Nuno y la cesión de Rodrigo y André Gomes, aunque el camino no estuvo exento de dificultades. Bankia exprimía los acuerdos en un intento de agotar la paciancia del inversor de Singapur o bien de adecuar a sus intereses la oferta favorita del Valencia, ratificada por el Patronato el 31 de julio aunque la firma de la venta todavía se demoraría hasta el 24 de octubre. Horas después, Peter Lim aterrizaba en Valencia y se sentaba por primera vez en el palco de Mestalla 359 días después de aquel primer encuentro con Salvo en Singapur.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook