30 de diciembre de 2014
30.12.2014
ACADEMÍA Pasillo de honor como al Madrid

De Arona a Mestalla

Salvo, Rufete y Nuno reciben a los campeones con un regalo inolvidable

02.01.2015 | 23:06
De Arona a Mestalla
Los campeones de Arona posaron para SUPER en Paterna .

«Os quiero decir una cosa. Como sabéis tenemos que hacerle un pasillo al Real Madrid el domingo por ser campeones del Mundial de clubes, pero quiero que sepáis que también será para vosotros». Así felicitó Amadeo Salvo al Infantil B del Valencia que el pasado domingo se proclamó campeón del XIX Torneo Internacional La Liga Promises Sub´12. Toda la plantilla del Infantil B del Valencia, del que salieron los doce héroes de Arona, saltarán al próximo domingo al césped de Mestalla para recibir los honores del primer equipo del Valencia. El auténtico homenaje para los prolegómenos del Valencia-Real Madrid no será a los de Ancelotti. Será para los de Joaquín ´Quino´ García por ser los mejores embajadores de los valores de la Academia.



Fueron recibidos en la ciudad deportiva de Paterna por todo lo alto. Como héroes. Los padres se concentraron en la entrada para recibir con aplausos la llegada del autobús. La copa de campeones presidía la expedición. Ya en el interior de las instalaciones fue Rufete el que felicitó a todos y cada uno de los jugadores y técnicos que hicieron posible el título. «¡Enhorabuena, chicos!», «¡Buen trabajo!», les decía el Mánager General. Rubén, Carlos, Dani, Jacob, Cristian, Sergio, Pedro, Fran, Óscar, Ferran, Ferhat y Julio desprendían felicidad. Nuno se unió al recibimiento y dio la enhorabuena a los chicos. «Felicidades». A todos les estrechó la mano. La sorpresa llegó con la llegada de Salvo. El presidente no solo les felicitó y les premió con el pasillo de honor del domingo. También les reunió y tuvo unas bonitas palabras para ellos. Les agradeció la forma con la que defendieron al club y los valores de la Academia y les pidió humildad y respeto para la vuelta a la competición en la Liga. Unas palabras que calaron en el grupo.

Quino, como el resto de la expedición, nunca olvidarán esta experiencia. «Ha sido increíble. Fuimos de menos a más. El primer día sufrimos, pero esa noche hablamos con los chicos y reforzamos la moral del grupo. Contra el Sevilla los chicos querían vengar el gol del MBia y lo hicieron. También le teníamos goles al Madrid porque en Perú nos metieron cuatro. La final fue perfecta, les hicimos daño al Atlético y controlamos el partido. Fue un sueño. Nos felicitó Vicente del Bosque también. Ahora tenemos que seguir creciendo», decía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook