17 de junio de 2015
17.06.2015
MANCHESTER Y MADRID, A LA ESPERA

Otamendi, la excepción para Jorge Mendes

El agente del central confía en que negocie una rebaja en la cláusula

17.06.2015 | 02:30

No habrá encuentro. "No voy a negociar con Amadeo Salvo, yo negocio con Jorge Mendes", son las palabras que transmite Eugenio López, agente de Nicolás Otamendi. El presidente ejecutivo del Valencia tampoco quiere recibirle. El representante del central argentino quiere dejar el futuro de su jugador en manos del portugués, ya que la respuesta de Salvo la tiene clara y es innegociable: Otamendi son 50 millones. Ante esta situación, confía en que Mendes pueda negociar directamente con Peter Lim para poder sacar al futbolista por un coste menor al de su cláusula de rescisión. Algo que llama la atención porque el portugués es conocido en el mundo del fútbol por sus traspasos millonarios.

Eugenio López ya está en España pero no vendrá a Valencia a presentar sus dos propuestas para el central, una del Manchester United y otra del Real Madrid, con los que se reunió este martes ya que con la llegada de Rafa Benítez se ha sumado a la lista de equipos interesados por el futbolista. No quiere sentarse con Salvo porque ya sabe qué respuesta le van a dar y no es la que quiere escuchar. Hace algunas semanas ya le dejó las cosas claras asegurando que el central sólo saldrá del Valencia por el valor de su cláusula de rescisión. Lo hizo en línea directa con el propio Peter Lim y después de comprobar que la estrategia del agente pasa por intentar rebajar el precio al no tener ninguna oferta que llegue a los 50 millones.

Mendes es su oportunidad. Suele conseguir lo que se propone. Si sus jugadores fueran cromos de fútbol, el agente tendría los más difíciles de lograr. Son los más codiciados, los que más cotizan en el mercado. Protagonizan los mayores traspasos económicos y gozan de los mejores sueldos? pero con Otamendi será distinto. Eugenio López es una persona muy cercana a Gestifute, empresa del portugués, y no sería la primera vez que trabajan juntos. De hecho, fue Mendes el que el pasado verano llevó la negociación con el Manchester United por Ángel Di María, por el que sacó 80 millones de euros.

Esta vez el representante de Otamendi quiere ´utilizarlo´ para rebajar el precio de salida del central del Valencia. El agente siempre ha dejado claro el interés del futbolista por salir este verano del Valencia, pero también que los 50 millones son un precio alto en el mercado. Lo cierto es que Manchester y Madrid lo quieren, ofrecen un gran contrato al defensa, pero no llegan a esa cantidad que exige Salvo por el traspaso. Y ahí es donde tiene que trabajar Mendes, haciendo una excepción en su forma de trabajar, donde siempre ha sacado el máximo rendimiento económico a la operación.

Esta acostumbrado, además, a participar en operaciones de jugadores que no representa, por ejemplo en los casos de Thiago Silva y David Luiz. Una situación similar a la de Otamendi, aunque en estos casos anteriores el agente hizo dos operaciones de elevado coste por los centrales, 45 y 50 millones de euros. Muy poco queda de aquel modesto agente de jugadores que echó a andar con el portero Nuno. El pasado verano los traspasos de sus jugadores sumaron al menos 345,4 millones de euros y se habría embolsado 34,5. Ahora con Otamendi quieren hacer un no negocio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook