13 de abril de 2017
13.04.2017
ENCHUFADO

Zaza reta al Sevilla

Simone es el reflejo de un Valencia que recupera la fe y también piezas básicas como Enzo, Garay y Nani

17.04.2017 | 20:41
Simone se ha adaptado perfectamente a la ciudad y al equipo.

El Valencia CF vuelve a sentirse un equipo fuerte. Las tres victorias consecutivas en una semana –tiempo en el que los blanquinegros sumaron nueve goles en 270 minutos de juego frente a Depor, Celta y Granada– han permitido a los futbolistas recargar las pilas durante los días de descanso con la tranquilidad del trabajo bien hecho. «Jugamos en Mestalla y queremos disfrutar del momento. Vamos a jugar cara a cara. El Sevilla es un rival duro, pero en 15 minutos que he jugado contra ellos ya les marqué un gol en la Liga de Campeones», dice a la radio oficial del club Simone Zaza, el jugador que mejor ejemplifica la fe que este Valencia ha recuperado en las últimas fechas.

Los blanquinegros se presentarán el domingo en Mestalla con la ambición de seguir creciendo en la Liga y, de paso, dar un susto al Sevilla, rival encarnizado durante la última década. En la primera vuelta los sevillistas se impusieron el Sánchez Pizjuán (2-1) en un partido en el que el Valencia de Prandelli ofreció una de las mejores versiones con el italiano en el banquillo. La derrota fue inmerecida y en el vestuario hay ganas de devolver el golpe a un Sevilla que se encuentra en la pelea por la cuarta plaza, la última que da derecho a jugar la Champions.

La recuperación de efectivos

Para el choque del domingo el Valencia va sobrado de confianza y también de efectivos. En el primer entrenamiento de la semana las noticias positivas continuaron con el regreso al grupo de tres importantes futbolistas que se quedaron fuera frente al Granada por problemas físicos: Enzo Pérez, Ezequiel Garay y Luís Nani. La única baja en la sesión fue el lateral zurdo José Gayà, quien no jugará frente a los andaluces, pero que trabajará para entrar en escena el sábado 22 frente al Málaga en la Rosaleda.

Voro ya manifestó el sábado que Nani estaría a disposición de jugar contra el Sevilla. El portugués no participa desde que se lesionó muscularmente el 22 de febrero ante el Real Madrid. El domingo el cuerpo técnico le espera después de ocho partidos ausente por culpa de las lesiones musculares. Las sensaciones del ex del Manchester son excelentes y, si no hay involución, así será. Ayer completó una hora y media de trabajo con el grupo.

Por otro lado, los que se apartaron para ejercitarse en la segunda mitad del entrenamiento con el preparador físico fueron los argentinos Enzo y Garay. Ambos no viajaron a Granada para dosificar sus esfuerzos y ahora la previsión es regresen directamente al once frente al Sevilla. El capitán descansó en el Nuevo Los Cármenes tras dar un plus ante Depor y Celta, ya que durante la semana de selecciones había jugado en la altura de Bolivia con ligeras molestias y llegó con un acumulado de horas de vuelo. Garay, por su parte, concluyó con dolor en la rodilla en choque contra los celestes del ´Toto´ Berizzo. Uno y otro se retiraron antes de que finalizara el entrenamiento.

Zaza, un estímulo para todos

Zaza, por su parte, no tuvo ningún percance en una sesión en la que ensayó en un equipo con varios futbolistas que el domingo continuarán en el once. El italiano tiene en su objetivo al Sevilla. Sólo piensa en hacer vibrar a Mestalla como lo hizo con su gol al Real Madrid. «Mi gol contra el Athletic no lo disfruté mucho porque estaba muy nervioso, hacía tiempo que no marcaba. Contra el Madrid fue la noche perfecta. Nunca lo olvidaré. Lo que más recuerdo fue sentir que Mestalla temblaba después de gol...era increíble», afirma Simone.

El ´12´ dice que se puso «muy contento» cuando en diciembre surgió la opción del Valencia. Zaza se «enfadaba» al principio porque «no estaba bien», se sentía «por detrás de los compañeros y quería seguir el ritmo de ellos». Ahora, sin embargo, está feliz. «Físicamente estoy bien, mentalmente también. Quiero terminar de la mejor forma posible y empezar la que viene con mucho hambre». La metáfora de lo que debe pretender todo el equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine