19 de julio de 2017
19.07.2017
ALBERTO TENDILLO

De "central con más proyección" del Valencia a no pasar el corte

El club no renueva al central, que fue considerado un gran valor de futuro. En Paterna no ha encontrado confianza y hasta llegó a pensar en dejarse el fútbol

26.07.2017 | 11:27
De "central con más proyección" del Valencia a no pasar el corte

De ser el central con mayor proyección de la Academia a no renovar su contrato con el Valencia. La consideración del club sobre Alberto Tendillo ha oscilado de un extremo a otro en menos de tres temporadas. Los responsables de la Academia comunicaron a principios de la semana pasada al central, hijo de Miguel Tendillo, que habían decidido no renovar su contrato pese a su buena temporada en el Alzira, donde ha jugado cedido esta temporada. En otoño de 2013, en su tercer año de juvenil, su situación desencadenó un terremoto de primera magnitud. Acababa contrato en junio y su extraordinario rendimiento con el Valencia Mestalla, donde se consolidaba gracias a la apuesta de Juan Sánchez, entonces en la secretaría técnica, había captado la atención de clubes como el Barça o el Madrid, dispuestos a llevárselo.

El verano anterior había jugado el COTIF con la selección española Sub-20 y su rendimiento captó la atención de muchos equipos. Los técnicos del club se negaron a darle minutos si no renovaba su contrato y la negociación se enquistó. Su padre, incluso, escribió una carta publicada por SUPER defendiendo la posición de su hijo y respondiendo a algunas acusaciones [esta fue la carta]. Los medios pusieron el foco sobre él. La tensión entre su agencia de representación y el club por aquel entonces se podía cortar con guadaña, con el riesgo de perder a uno de los jugadores más prometedores de la cantera. Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo en mayo de 2014 y el Valencia reafirmó su apuesta por Tendillo como uno de los principales valores de futuro. Acabó la temporada salvando la categoría con el filial en el play-off contra el Algeciras y puso rumbo a la concentración del primer equipo en Hong Kong.

Sin embargo, a la vuelta de las vacaciones el club fichaba a Alberto Jiménez, central veterano procedente del Tenerife, una incorporación que bloquearía su progresión. Curro, que ponderaba la experiencia del canario, no le dio minutos y después de una temporada sin protagonismo se marchó cedido al Badalona, donde no encontró un entorno favorable. Nada cambiaría para él al verano siguiente. La primera semana de pretemporada se le comunicó que debía buscar equipo y se marchó al Alzira, donde ha rendido a un gran nivel, siendo pieza clave en un equipo que ha disputado la promoción de ascenso a Segunda B. Los informes recopilados por el club eran muy positivos.

Las palabras de Curro Torres

Curro Torres, incluso, le felicitó un día que ambos coincidieron. "Tendi, me han dicho que estás jugando muy bien". "Sí, allí me ponen", respondió este. Pese a que es uno de los centrales con mejores condiciones que han pasado por Paterna en la última década –hay técnicos que se remontan a Albiol– el Valencia le muestra la puerta de salida sin darle la oportunidad de convencer o fracasar ante los ojos de Lubo Penev. Se propuso la opción de que se quedara a prueba durante un tiempo pero el club no ha accedido. Su situación demandaba una confianza y una apuesta que no ha encontrado en dos años y esa frustración le ha llevado a plantearse incluso la opción de dejarse el fútbol. Probablemente continuará en el Alzira.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas