24 de julio de 2017
24.07.2017
MERCADO

Los fichajes que se le escapan al Valencia CF por falta de dinero

Futbolistas que convencían y se les intentó fichar pero a la hora de la verdad no había recursos económicos

24.07.2017 | 14:07
Los fichajes que se le escapan al Valencia CF por falta de dinero

La negociación para fichar a Emanuel Mammana, prometedor central argentino del Olympique de Lyon, no duró más de cinco minutos. Es el tiempo que al Valencia tardaron en decirle que para sacar de allí al futbolista había que pagar un montante próximo a los 20 millones de euros. Su precio, claro está, no encaja en las posibilidades económicas del Valencia. Ni tampoco en las de muchos equipos de la Liga. Él es uno de los futbolistas a los que la secretaría técnica ha seguido pero su caso contrasta con el de otros por los que la secretaría técnica ha recopilado informes favorables, había interés por ficharlos pero luego, a la hora de la verdad, su incorporación no ha sido posible porque el club no ha encontrado argumentos financieros lo suficientemente sólidos para poder hacerlo. Transcurrida la primera mitad del mercado veraniego de fichajes, esto es lo que se le escapa al Valencia, un equipo con ánimo de reconstruir la plantilla para recalibrar sus expectativas después de dos años quedando por debajo de la décima posición y que trata de ajustar su realidad, atrapado entre unos estrechos márgenes económicos y ante la pasividad de Peter Lim, que a día de hoy no está por la labor de poner más dinero.

El caso Fornals es el más reciente pero puede que no sea el último. El futbolista castellonense, por el que el Valencia ha intentado hasta tres veces su fichaje –la última de ellas este verano– está a punto de firmar su nuevo contrato con el Villarreal, que ha alcanzado ya un acuerdo con el centrocampista y sus agentes y pagará los 12 millones que figuran en su cláusula de rescisión, sin necesidad de negociar con el club de la Costa del Sol. El centrocampista, al que el club de Mestalla comenzó a marcar muy de cerca después de su exhibición ante el Valencia en la que anotó un doblete, era uno de los objetivos de la secretaría técnica, incluso llegando a ser considerado un posible recambio para Parejo en los meses previos a la llegada de Marcelino. El futbolista volverá a la Comunitat pero no a Mestalla. Será groguet. Se escapa como antes se escapó Diego Llorente, por el que la Real Sociedad pagó alrededor de 8 millones hace unas semanas y que fue considerado como una de las opciones de garantías para reconstruir el eje central de la zaga después de que Alemany se reuniera con José Ángel Sánchez, segundo de Florentino Pérez, en un encuentro en el que se interesó por la situación de los jugadores descartados.

Los otros clubes sí que fichan

Otro de los jugadores que se le han escapado al Valencia este verano es Raúl Albiol. La cláusula de seis millones que tenía el central de Villamartxant caducaba el 30 de junio. Al día siguiente se disparaba y el Valencia ya tendría que negociar con De Laurentiis, algo que hacía imposible su fichaje. El Valencia no se enteró de esa circunstancia hasta última hora. Les pilló con el pie cambiado aunque esa era una posición en la que el club necesita reforzarse y el jugador convence, no había seis millones en la caja. Tampoco llegará Camacho, capitán general del Málaga en las últimas temporadas, que ha dado el paso para dejar el club de la Costa del Sol pero para ir a la Bundesliga. El club de Mestalla, pese a su interés en contratar al futbolista, no ha podido competir con el Wolfsburgo, entidad que ha depositado 15 millones para sacarlo de La Rosaleda. Mismo caso que el de Camarasa, que ha cambiado el Levante por el Betis por 7 millones de euros –a cambio del 80% de sus derechos– y al que el Valencia no ha llegado. A José Ramón Alexanko, director deportivo, le hubiese gustado tener la liquidez suficiente para poder afrontar ese fichaje porque es un jugador que le gusta pero no ha sido posible y el de Meliana, con pasado valencianista, ha tenido que mover ficha y firmar con el Betis.

Mikel Merino, al que el club hizo llegar una oferta de cesión después de un año sin protagonismo en el Borussia Dortmund, está a punto de comprometerse con el Athletic por 10 millones, algo a lo que el Valencia no puede aspirar. Badelj, que era el elegido para el ´6´, negocia con Milan y el Atlético de Madrid...Ni siquiera Ghezzal, que está libre, le encaja al Valencia porque pide demasiado dinero entre salario y prima de fichaje. Hay que vender y se agotará la vía de las cesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas