12 de septiembre de 2017
12.09.2017
DEJARON HUELLA

Youth League, una generación de Liga de Campeones

Hoy vuelve la competición que sirvió para ´alumbrar´ a Soler, Lato, Javi Jiménez o Sivera

18.09.2017 | 14:53
Youth League, una generación de Liga de Campeones

La Champions levanta el telón y de su mano también lo hará la Youth League, la Liga de Campeones juvenil. Hace dos años, en esa misma competición, el Valencia presentó a una generación ilusionante. Toni Martínez, Rafa Mir, Fran Navarro, Alberto Gil, Marc Ferris, Sito o Badal iban a la cabeza, pero también estaban Álvaro Gómez, David Ruiz, Llamas, Crespo, Ismael Martínez... El primer gol lo firmó Carlos Soler. Fue ante el Zenit de San Petersburgo, en el Antonio Puchades de la Ciutat Esportiva de Paterna. El tiempo ha convertido el momento en guiño. En el centro del campo ideal de aquel equipo estaban Soler, Gonzalo Villar y Villalba, que quedó entre los mejores asistentes de aquella edición 2015/16. En la portería estaba Antonio Sivera, Lato llegó a la fase del KO como lateral izquierdo titular y Javi Jiménez mostró sus condiciones en el eje de la defensa.

La Youth League fue el primer gran termómetro competitivo para aquel grupo. Ese fue el marco donde Soler empezó a mostrar su fútbol a Europa, aunque en una posición distinta: era el eje de la sala de máquinas, el organizador. La aventura la empezó Miguel Ángel Angulo y la terminó Javi Sanchis, después de que el asturiano entrase en el cuerpo técnico de Gary Neville, que hizo debutar a Fran Villalba y Lato. Rafa Mir llegó a dar el paso con Nuno, ante el Zenit, en la Champios auténtica. El goleador del filial dejó seis roscos y tres pases de gol en la competición. El Valencia compartió grupo con el gigante de San Petersburgo, el Gante y el Lyon. Como los mayores... aunque con una diferencia. Los juveniles pasaron la fase de grupos, liquidaron al Celtic en su catedral y fueron eliminados por el –Chelsea– campeón en octavos, con aquella polémica tanda de penaltis en la que el árbitro suizo Adrien Jaccottet interpretó que el disparo de Alberto Gil se había estrellado en el palo, cuando en realidad había impactado en un hierro interno de una portería. Fue gol, pero no hubo marcha atrás (vídeo completo, aquí). Da Silva había hecho el 1-0 para el Chelsea, Carlos Soler hizo el empate (de penalti), pudieron remontar con otro penalti –fallado– y tuvieron un mano a mano clarísimo. La imagen del ridículo de Jaccottet dio la vuelta al mundo.

La experiencia fue dura y lo sucedido en Cobham no estuvo a la altura de una Champions juvenil, pero la competición dejó huella, en positivo. Por los nombres, por los viajes (irrepetibles para muchos), por los adversarios, por eliminatorias superadas como la de Celtic Park y porque dos años después, Soler y Lato forman parte del primer equipo, Javi Jiménez está en la dinámica y otros como Sivera juegan en Primera. Gonzalo Villar, Fran Villalba, Ferris, Alberto Gil o ´Toro´ están en el filial.

Entre los 24 clubes que llegaron a las eliminatorias, son pocos los que pueden presumir de tener un Carlos Soler. La final fue entre PSG y Chelsea (1-2). Los más afortunados son el goleador Tammy Abraham –cedido en el Swansea– y el mediapunta Kasey Palmer, prestado al Huddersfield. Los más afortunados están cedidos en el Vitesse holandés, mientras Ola Aina y Fikayo Tomori rodarán en el Hull. En París, Descamps es tercer portero, mientras Nkunku y Georgen, puro relleno. Como Callegari. En el PSG hay talento y se trabaja la cantera, que alimenta el resto de Francia y a Europa. Zagadou está en el Dortmund, Agustin en el RB Leipzig, Doucouré en el Gladbach, Ikone en Montpellier... Formar bien y lanzar también es fundamental.

En la final a cuatro de Nyon estuvieron Anderlecht, que está formando esa generación de Faes y Vancamp a base de cesiones (aunque el Stuttgart ya le ha arrebatado a Orel Mangala y el Benfica al portero Svilar), y el Madrid de Mayoral, Luca Zidane y Achraf. Entre los españoles: Barça y Sevilla, cero; el Atlético, Lucas Hernández. Para encontrar clubes que hayan sacado más rédito a aquella Youth League hay que buscar en Ajax (con Dolberg, De Ligt, Justin Kluivert o Van de Beek) o el fantástico Dinamo de Zagreb de Moro, Knezevic o Sosa. El paso de Soler, Lato, Jiménez o Sivera tiene un valor tremendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine