17 de octubre de 2017
17.10.2017
LE HIZO UN 'SIETE' AL BETIS

"Gonçalo Guedes siempre fue distinto a los demás"

Con 9 años ya galopaba así. Marcó el mismo gol en la Youth League

17.10.2017 | 21:33
"Gonçalo Guedes siempre fue distinto a los demás"

El cañonazo de Guedes que destrozó la portería del Betis sacó una sonrisa a João Tralhão, el primer entrenador que tuvo el valencianista cuando entró en la academia del Benfica con ocho años y con el que se reencontraría más tarde en otra etapa clave de su formación, cuando llegó a los juniores o juveniles en Seixal. El técnico, vibrante ante el rendimiento de Gonçalo desde que aterrizó en Mestalla, explica a SUPER nada más descolgar el teléfono que el del Villamarín fue «un gran gol» pero no es ni mucho menos el primero que marca así. «Recuerdo un tirazo prácticamente igual que nos ayudó en la Youth League, cuando nos enfrentamos al Manchester City », evoca, refiriéndose a un partido de 2014, «íbamos perdiendo por un gol a cero, era el minuto 74 y Guedes marcó un gol calcado, un poco más bajo que el que le marcó al Betis. Nos permitió remontar. Una de sus mejores características es el disparo lejano». Tralhão, que ha jugado un papel clave en su progresión y en la de otros tantos talentos de la cantera del Benfica, sigue muy de cerca los movimientos del ´7´: «siempre ha demostrado ser distinto a los demás».

Guedes ha progresado mucho desde que llegó por primera vez con su padre y su hermano a las instalaciones de los encarnados pero su forma de jugar se mantiene incólumne al paso del tiempo. «La misma competitividad, la misma garra y las ganas de vencer todos los partidos y todos los desafíos. Eso lo ha tenido siempre. Quiere ganar todos los retos en los que participa, ya sea en entrenamientos, en competición, en la Champions... Es muy competitivo. Le gusta mucho ganar. Desde niño siempre ha sido igual. Técnicamente tiene una capacidad muy grande para finalizar y marcar goles, es muy vertical. No pierde mucho tiempo haciendo fintas, busca siempre la portería. El gol es su principal objetivo», relata el emergente técnico de las águilas. Guedes, habitual en las categorías inferiores desde los quince, es un talento señalado desde edad bien temprana. Su potencial siempre estuvo fuera de toda duda. En Benfica sabían que tenían un Figo, Rui Costa o un Ronaldo en ciernes.

«Impresiona por su gen competitivo, su energía o su capacidad finalizadora. Puedes tener mucho talento pero si no tienes la capacidad para jugar y agrandarte en los partidos más decisivos, contra los rivales más exigentes, el talento no es suficiente. Desde siempre supimos que tenía esa parte complementaria. Cuando juega partidos en un estadio grande, lleno, y contra un equipo difícil, es todavía mejor. Le gusta la presión, optimiza su talento», sigue analizando Tralhão. En cierto modo, eso lo demostró en el Villamarín. En un contexto de tensión, en el que el Betis se había abalanzado sobre el Valencia buscando la remontada, Guedes fue diferencial. «Tiene una energía especial para la competición. Para mí eso es lo más importante cuando se habla de su capacidad física: la energía disponible para entregar al partido. Es impresionante cómo hace una carrera de ochenta metros en los minutos finales», indica el técnico luso, haciendo mención a la galopada prodigiosa con la que el atacante descosió al Betis y asistió a Pereira.


Los aplausos en Luxemburgo

Cuando echa la vista atrás, Tralhão encuentra en el baúl de los recuerdos una jugada calcada. «Fue cuando tenía nueve años, en Luxemburgo. Jugábamos la final de un torneo contra un equipo alemán. El campo estaba completamente lleno. Se lanzó el balón en profundidad y todo el mundo, incluso yo, pensábamos que se iba fuera. Gonçalo fue el único en todo el complejo deportivo que creyó en que el balón iba a ser suyo. Corrió, corrió, corrió, captó la pelota justo en la línea, siguió corriendo, asistió a un compañero y ganamos el torneo. Toda la gente aplaudió. Es ultracompetitivo». En su entrevista en SUPER, Guedes analizó la importancia que ha tenido su salto físico, alto que tuvo lugar en su etapa de formación en Seixal.

«Ponemos el foco en todas las dimensiones del jugador, miramos cada atleta. Cada jugador tiene unas necesidades propias. Nuestra principal preocupación era desarrollarlo físicamente para que estuviera apto para cualquier competición. Si eres muy rápido, muy competitivo pero no tienes una estructura muscular y una fuerza apropiada para soportar las cargas en los duelos y ganar a tu rival en un uno contra uno no puedes ser competitivo», justifica su ex entrenador, que mantiene un contacto frecuente tanto con el jugador como con su familia, y que a día de hoy lo señala «como un ejemplo en la formación» para sus jugadores del Benfica Sub-19.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine