02 de noviembre de 2017
02.11.2017
OPERACIÓN LATERAL

Marcelino pide más a Montoya

El cuerpo técnico ha fijado el objetivo de recuperar la regularidad de Martin y relanzar su rendimiento

03.11.2017 | 05:16
Montoya, uno de los primeros a la hora de entrenar duro.

El extraordinario momento de forma en el que vive instalado el Valencia CF ha propiciado un escenario de confianza en el que florecen las individualidades y en el que prácticamente todos los jugadores han incrementado su rendimiento con respecto a la temporada pasada. Sobre ese contexto gravita, sin embargo, una pequeña contradicción. Se trata de Martin Montoya.

El lateral de Viladecans, cuyo principal valor desde el día que fichó por el Valencia ha sido siempre la regularidad –lo que lo consolidó como titular por delante de Cancelo el curso pasado con tres entrenadores distintos–, ha mezclado en este inicio de campeonato partidos de alto nivel –ante Madrid, Athletic o Sevilla– con otros en los que ha sufrido ante sus rivales, tal y como sucedió ante el Levante (Toño) o este fin de semana contra el Alavés (Pedraza) en Mendizorroza.

Un fenómeno ciertamente habitual en los futbolistas –no son autómatas– pero que no deja de sorprender porque es impropio de un valor fiable y porque además contrasta con el pico de nivel del equipo. Su caso ha captado la atención de Marcelino García Toral: tal y como sucedió previamente con Zaza, Rodrigo, Mina o Parejo, el cuerpo técnico se ha fijado el objetivo de relanzar el rendimiento de Martin Montoya al máximo nivel. Es su única asignatura pendiente.

El fútbol solo conjuga el presente y el pasado carece de valor. Sobre ese caprichoso pretexto un sector de la crítica no ha dudado en señalar al catalán. Para Marcelino, en cualquier caso, el ´21´ tiene un estatus. Sus análisis trascienden la comparecencia en Vitoria, donde del mismo modo que fue desbordado por Pedraza –el jugador del momento en el Alavés encontró todo tipo de facilidades en la falta de ayuda defensiva por parte de Andreas Pereira–, tuvo una aportación clave en la presión para forzar el fallo en la salida de la defensa rival, lo que permitió el gol de Zaza. El técnico tiene al lateral de 26 años en alta consideración, piensa que es uno de los pilares fuertes del vestuario y un jugador importante en valores como compromiso, disciplina táctica, trabajo, etc. Las referencias son positivas, por eso más allá de que el club esté siguiendo actualmente el rastro de algunos laterales en el mercado como es el caso de Maffeo –sería una llegada complementaria, no sustitutiva– trabajan con el propósito de volver a impulsarlo.

Físicamente, analizan en el cuerpo técnico, se trata de un jugador que no tiene techo –fue el más destacado en las pruebas físicas y de esfuerzo que llevó a cabo la plantilla a principio de pretemporada– y su tren inferior –el más potente de la plantilla, incluso más que el de Rodrigo Guedes o el de Kondogbia– aporta al equipo explosividad y recorrido hasta la línea de fondo. Tiene interiorizado el ataque de la escuela Barça, siempre acompaña la jugada hasta el final, lo que le ayudó a anotar dos goles el curso anterior; un año en el que destacó, según el observatorio de la FIFA, como uno de los laterales derechos con mayor índice de recuperaciones en tackles de las cinco grandes ligas europeas. Es un jugador completo, equilibrado y con un potencial a desencadenar para beneficio del Valencia.

Más allá de las sensaciones
Aunque las sensaciones de momento no son las mejores debido a la falta de regularidad los números están de su parte. En los siete partidos que ha jugado hasta la fecha ha dejado dos asistencias de calidad –a Simone Zaza ante el Málaga y a Rodrigo ante el Athletic– y la estadística lo señala como el tercer futbolista mejor valorado de la plantilla (7,47) por detrás solo de Guedes (7,73) y Zaza (7,61). El lateral derecho lidera el apartado de balones bloqueados de la plantilla –cinco, empatado con Murillo–, el de intercepciones (20), es el quinto jugador con más despejes (18) y el segundo en la clasificación de entradas realizadas con éxito (16). Por esos motivos, Montoya también tiene estatus para Lopetegui, que lo ha incluido –viene ocurriendo las últimas ocasiones– en la prelista de 42 jugadores de los que saldrá la próxima convocatoria para la selección española. El actual seleccionador absoluto ya apostó por él por delante de Carvajal en la Sub-21, donde fue indispensable para ganar la Eurocopa de 2013.


SUS NÚMEROS:

7´47
3º mejor valorado del equipo
Los números de lateral son muy positivos. La estadística lo señala como el tercer futbolista mejor valorado (7,47) de la plantilla por detrás solo de Guedes (7,73) y de Simone Zaza (7,61).


El que más balones corta
Montoya lidera el apartado de balones bloqueados de la plantilla –cinco, empatado con Jeison Murillo–, el de intercepciones (20) y es el quinto jugador con más despejes (18) realizados.


En entradas con éxito
Es el segundo que más entradas realiza con éxito (16) por detrás de Kondogbia. La FIFA ya lo señaló como uno de los laterales derechos con mayor índice de recuperaciones en tackles de las cinco grandes ligas europeas.

2
Asistencias de gol
Rodrigo, ante el Athletic, y Zaza ante el Málaga recibieron dos centros suyos a la cabeza que se convirtieron en gol. Recorrido, calidad y precisión en cada envío.

7
Partidos como titular
Se perdió el primer partido de Liga por lesión ante la UD Las Palmas y Marcelino le dio descanso ante la Real Sociedad y el Betis. Los otros 7 partidos, siempre ha jugado como titular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine