09 de marzo de 2018
09.03.2018
EL 'PLAN ACADEMIA' DE MATEU ALEMANY

80 millones de cláusula a un canterano

El Director General cumple su promesa de la Junta de retener a los mejores · El siguiente puede ser el turco Ferhat

14.03.2018 | 14:42
Los canteranos ´top´ de la esuela del Valencia caso a caso.

Mateu Alemany es consciente de que el Valencia CF no puede competir económicamente con los grandes en el mercado profesional, pero sabe que sí puede y debe hacerlo en categorías inferiores. El club no puede aspirar a un jugador ´top´ del fútbol mundial pero sí puede luchar por un canterano con proyección de estrella. El Director General no está dispuesto a que ninguna joven promesa de la Academia se escape. Su plan es apostar de verdad por aquellos futbolistas que los técnicos consideren que tienen madera de primera división. Lo anunció en la Junta General de Accionistas del pasado mes de noviembre y lo ha demostrado con hechos recientemente. La apuesta de Ferran Torres para el primer equipo o el blindaje a Jordi Escobar son la prueba inequívoca de que el mallorquín ha pasado de la teoría a la práctica.

Alemany supo que algo había que cambiar cuando se dio cuenta durante el pasado Mundial Sub-17 de la India que había dos internacionales de la selección española formados en la escuela del Valencia que defendían los escudos de otros clubes. Eran el delantero del Barcelona Abel Ruiz natural de Almussafes y el central del Real Madrid Víctor Chust nacido en Torrent. Mateu lo dejó claro en la Junta. «A mí me molesta personalmente que ahora por ejemplo viendo un partido del Mundial Sub-17, me indigna bastante el hecho de que se estén quitando jugadores de las canteras. Ustedes saben que hasta los 16 años uno prácticamente no puede tener protección con cualquier jugador de la cantera, cualquier jugador menor de 16 años se puede ir libremente, y vamos a trabajar para que no pase lo que ha pasado en el Mundial Sub-17, que es muy doloroso ver que un jugador valenciano deje el Valencia y se vaya a otro equipo, y eso tiene que ver con una gestión efectiva y hay que trabajarlo bien. Nuestra apuesta va a ser hasta los 16 años, trabajar en el 99% de los casos con jugadores valencianos porque tenemos suficiente material humano y talento para hacerlo y porque queremos gente que esté implicada con el club. Y a partir de ahí tener una visión profesional de los jugadores de la cantera. Vamos a protegerlos mediante cláusulas adecuadas para que los jugadores de la cantera no tengan opción de dejar el Valencia como desgraciadamente han sucedido en el pasado y me gustaría que no volvieran a suceder. Ya nos hemos puesto manos al asunto con varios casos concretos que ustedes conocen».

Mateu se refería a Ferran Torres y al delantero internacional de la Sub-16 Jordi Escobar. Ambos con ofertas de los grandes encima de la mesa. El Valencia ha hecho bien su trabajo y se ha garantizado la continuidad de los dos. Ferran ha subido a las órdenes de Marcelino con ficha de primer equipo y un contrato hasta 2020 con una cláusula de 25 millones de euros que el club podría revisar en los próximos meses. Todavía más atado está Jordi. El catalán firmó en enero, días antes de cumplir los 16 años, un contrato hasta 2022 con una claúsula de 80 millones de euros. La misma fijada para Carlos Soler y Toni Lato. En esa misma lista de elegidos está Kangin Lee, eso sí, con un contrato heredado del Valencia de José Ramón Alexanko que podría ser actualizado en los próximos meses. El club renovó hace un año -el pasado mes de marzo de 2017- al coreano hasta 2019 antes de cumplir los 16 años con una cláusula de 8 millones ante la amenaza real que suponía el Real Madrid. Los tres ´joyas´ de Paterna son patrimonio del Valencia.

El Valencia no tiene protección legal hacia sus canteranos hasta que cumplen 16 años. Sus contratos de formación hasta esa edad son papel mojado. Cualquier club puede llevarse al jugador prácticamente gratis. Sucedió la temporada con Nabil Touaizi y su salida al Manchester City. El Valencia puede en estos casos negociar de forma amistosa, como pasó con el club inglés pactando los 350.00 euros de su venta, o esperar a que la parte del jugador lleve el asunto ante un juez que determine una indemnización por derechos de formación. Hasta los 16 años los canteranos no pueden tener un contrato laboral y, por tanto, son libres y no pueden ser blindados. El problema es que ese contrato laboral firmado a partir de los 16 años no garantiza la continuidad del jugador. El club, tal y como está el fútbol hoy en día, está obligado a proteger a sus jóvenes de proyección con cláusulas de rescisión prohibitivas. Jordi, por ejemplo, vale 80 ´kilos´. El mercado demuestra día sí y día también que es necesario. El Dortmund pagó la cláusula de 3 millones por el azulgrana Sergi Gómez (17 años) y 8 por el extremo del Manchester City Jadon Sancho (17 años). El Mónaco incluso llegó a los 20 millones al Génova por Pietro Pellegri (16 años).

El club está en la obligación de protegerse y apostar fuerte por sus canteranos ´top´. No le queda otra. Con Ferran, Kangin y Jordi Escobar atados, el próximo en la lista es Ferhat Cogalan. El Valencia tendrá que tomar una decisión respecto el turco. Su situación es la siguiente. El mediapunta del Cadete A tiene 15 años. Cumplirá los 16 el 29 de junio. Dentro de cuatro meses. El canterano, internacional sub-17 con Turquía, está en la órbita de muchos clubes del fútbol europeos, pero su voluntad es triunfar en el Valencia. Cualquiera de esos equipos podría llevarse al jugador ahora a coste cero. Ferhat llegó a Paterna en 2013 de la mano de Rufete y el club tiene muchas esperanzas depositadas en él. Talento, visión de juego y gol -lleva 10 en Liga Autonómica- no le faltan. El Valencia tiene que decidir. También con los dos internacionales sub´16, además de Escobar, que ya asoman por el horizonte. El lateral izquierdo Jesús Vázquez, también renovado, y el central Joseda Menargues son el futuro y Mateu lo sabe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine