14 de abril de 2018
14.04.2018
CRÓNICA
Barcelona 21Valencia
 

El Valencia CF le perdona la vida al Barça en el Camp Nou

El equipo de Marcelino tuvo las mejores ocasiones pero sobre todo Rodrigo no tuvo su tarde

18.04.2018 | 10:52
El Valencia CF le perdona la vida al Barça en el Camp Nou
El Valencia CF le perdona la vida al Barça en el Camp Nou

Lo habitual en el Camp Nou es tener pocas ocasiones de gol. Si aciertas, puedes hasta ganar el partido y no es la primera vez que lo hace así el Valencia CF. Esta vez el guión fue otro. El equipo de Marcelino tuvo ocasiones, muchas de ellas clarísimas, disparó a portería tanto o más que el Barça y lo que no encontró es el acierto del que ha hecho gala a lo largo de la temporada. No encontró fundamentalmente a Rodrigo, tantas veces jugador hay que hay que destacar en positivo pero que no tuvo su tarde ante la portería. Lo hizo casi todo bien excepto culminar de la manera en que lo venía haciendo. Por ahí el Valencia CF le perdonó la vida al Barça, que con una genialidad de Coutinho y una acción a balón parado se llevó los tres puntos que le convierten en virtual campeón de esta Liga.

Aunque el Barça se lo tuvo que ganar de principio a final. El partido comenzaba con el Valencia CF presionando hasta el banderín de córner y terminaba apretando a base de bien en busca del gol del empate, después de que Parejo transformase a falta de cuatro minutos un claroi penalti cometido por Dembelé para frenar una de las muchas llegadas de Gayà. Tan negado estaba el equipo de cara a portería que hasta el penalti costó que entrara, porque Ter Stegen, que había salvado al Barça en otras acciones anteriores, adivinó el disparo del capitán pero la pelota se le coló de manera increible por debajo del cuerpo para acabar casi por el impulso que le dio el propio guardameta en el fondo de la red.

El Valencia CF salió a competir en el Camp Nou con todo, sin experimentos ni dobles laterales más allá de la presencia de Vezo en el lateral derecho, opción ya habitual lejos de Mestalla. Pudo hacer estragos con la velocidad de Guedes y Rodrigo, Ter Stegen tuvo que volar para detener el primer misil del portugués cuando apenas habían transcurrido cuatro minutos y Mina tuvo una segunda opción antes de cumplirse el ocho. El alemán fue el auténtico artífice de esta victoria con la que el Barça sigue líder e invicto.

El equipo tampoco acusó el primer golpe, cuando en el minuto 15 un pase filtrado de Coutinho lo aprovechaba Luis Suárez para batir a Neto por el palo corto. En el 17 y en el 20 lo volvía a intentar Guedes, el primero encontraba de nuevo al meta y el segundo lo desviaba un defensa cuando el balón iba muy ajustado al palo. Pero sería Rodrigo el que tendría la más clara en el 24, lo tenía todo a favor para fusilar la portería pero su duro disparo salió lo suficientemente centrado para que Ter Stegen la sacara con la punta de los dedos un balón que para colmo terminaba estrellándose en la misma cruceta.

El Barça recuperaba algo de aire con la entrada en juego de Messi, que llevaba una buena fase del primer tiempo desaparecido, aunque otra vez Ter Stegen evitaría que el Valencia se fuera al descanso con un empate que sin duda merecía. Fue de nuevo Rodrigo el que se encontró un balón rechazado en el área que tampoco acertó a colocar fuera del alcance del meta.

No sería la última porque nada más regresar del descanso el delantero tendría la definitiva. Llegaba después de que Mina le robara la cartera a Umtiti. La diferencia es que esta vez Rodrigo sí logró superar al alemán, aunque el resultado acabaría siendo el mismo porque su remate fue tan poco contuncente que Piqué pudo llegar y evitar el gol en la misma línea.

Cuando las cosas suceden así, lo menos que le puede pasar a un equipo es que el Barça le acabe haciendo el segundo y se acabó. Y efectivamente lo hizo Umtiti, que enmendó su error anterior al rematar de cabeza a la red un saque de esquina en el que quizá Neto pudo hacer algo más.

Levantar esto ya no iba a ser fácil. Andreas Pereira daría un buen impulso en los minutos finales al entrar por un agotado Guedes y con el paso de los minutos Marcelino cambiaría a la pareja de delanteros en busca de algo más de fortuna. No renunciaba a nada y lograba reducir la diferencia a la mínima expresión gracias al penalti claro cometido sobre Gayà. Empatar hubiera sido lo suyo pero hasta el Barça pudo hacer el tercero en plena vorágine, Neto lo evitó a disparo de Denis Suárez. No hubo tiempo para más.

Ficha técnica interactiva:


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook