17 de abril de 2018
17.04.2018
VALENCIA-GETAFE

El enfado de Dani Parejo

Santi Minale hizo una broma por su cumpleaños durante el entrenamiento pero al capitán no le gustó

19.04.2018 | 11:41
El enfado de Dani Parejo

La derrota en el Camp Nou no ha sembrado ninguna duda en el vestuario del Valencia CF. Todo lo contrario. El grupo salió reforzado de Barcelona porque se dio cuenta que su nivel competitivo está cada vez más cerca de los grandes. El equipo plantó cara a los de Ernesto Valverde y, con un poco de puntería cara a puerta, pudo arañar algún punto. El ambiente no puede ser mejor en este final de temporada. Ayer se comprobó en el entrenamiento vespertino en la ciudad deportiva de Paterna. Bromas, risas e infinidad de gestos de complicidad entre los compañeros. El Valencia llega al partido de contra el Getafe con una sonrisa en la cara.

Para bromas la que le gastaron a Dani Parejo por su cumpleaños. El capitán cumplió 29 años con una sorpresa muy especial de la plantilla. Sucedió al final del entrenamiento. Hasta los utilleros estaban compinchados. Uno de ellos llevó una misteriosa bolsa de plástico al campo. Simone Zaza hacía un gesto con la mirada. Sabía de lo que se trataba. Santi Mina, uno de los bromistas del vestuario, capitaneó la gamberrada. El delantero gallego se acercó a la bolsa, se sentó, sacó un paquete de harina y dos huevos frescos y esperó a Parejo. Todo acabó en la cabeza del capitán. La harina y el huevo chorreaban por su pelo mientras Dani enfilaba el camino a vestuarios con cara de pocos amigos. En ese momento no le hizo ni un pelo de gracia, como se aprecia en las imágenes, aunque cuentan sus propios compañeros que poco a poco fue recuperando la sonrisa en el vestuario.

Fue la anécdota de un entrenamiento con menos carga de trabajo de lo habitual. Marcelino preparó una suave sesión con carrera continua, gimnasio y rondos. El técnico, consciente de la acumulación de minutos de los jugadores a estas alturas de la temporada, quiso dar una tregua a sus futbolistas de cara al doble duelo contra el Getafe mañana y frente al Celta de Vigo el sábado. El único que no entrenó, además del lesionado Francis Coquelin, fue Geoffrey Kondogbia. Marcelino le dio descanso consciente de que está jugando al límite los últimos meses y mañana no podrá jugar contra los de Pepe Bordalás por sanción. El mediocentro francés trabajó en el interior del gimnasio y carga pilas para las últimas cinco jornadas del campeonato en las que, sin Coquelin disponible todavía, volverá a ser protagonista. Marcelino ayer no hizo trabajo táctico. Sin embargo, todo apunta a que será Carlos Soler quien ocupe el doble pivote junto al propio Parejo. El técnico prepara más cambios en forma de rotaciones. Jeison Murillo podría ser el sustituto del sancionado Gabriel Paulista en el centro de la defensa. También tendrán una oportunidad en Mestalla el descartado Martin Montoya y el suplente Simone Zaza. Ferran Torres, fuera de la lista contra el Barcelona, también podría tener protagonismo en la banda derecha.

Marcelino no quiere grietas en el vestuario hasta final de temporada. Su voluntad es involucrar a todos los jugadores cuenten o no para la próxima campaña. El pasado sábado lo demostró en el Camp Nou dando minutos a Andreas Pereira y Luciano Vietto, por ejemplo. Lo mismo podría suceder en los partidos ante Getafe y Celta de Vigo. La unidad del grupo es muy importante para el entrenador y lo llevará hasta las últimas consecuencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine