21 de mayo de 2018
21.05.2018

Paterna: El secreto del Valencia de Champions

El éxito de la temporada reside en varios factores y la cantera es uno de los más importantes

21.05.2018 | 23:34
Paterna: El secreto del Valencia de Champions

El éxito de la temporada del Valencia reside en la planificación deportiva de Mateu Alemany, en el liderazgo de Marcelino García Toral, en el acierto con los fichajes en el mercado, en el paso adelante de los veteranos como Rodrigo o Parejo y también en ellos. En José Luis Gayà, Jaume Domènech, Carlos Soler, Toni Lato, Ferran Torres, Nacho Vidal y Javi Jiménez. Los siete canteranos del primer equipo sumaron deportivamente en el campo, cada uno en su rol, y también fueron una pieza importante para contribuir al buen ambiente del vestuario. No es casualidad que los éxitos del Valencia históricamente coincidan con la presencia de un grupeto de canteranos en la plantilla. Serán mejores o peores, pero sufren más que nadie las derrotas, disfrutan como pocos las victorias y, sobre todo, son garantía de compromiso. Los 'niños' de la Academia fueron un pilar importante para el equipo de Marcelino y también lo son para un proyecto deportivo que apuesta por ellos. Son el futuro y son el presente. Son de Champions.

Capitán y uno de los jugadores referenciales para el Valencia de Marcelino. José Luis Gayà (Pedreguer, 25-05-1995) se ha convertido a pesar de sus 23 años en uno de los pesos pesados por experiencia, personalidad y fútbol. El lateral izquierdo cuenta con la confianza absoluta del técnico, tiene ascendencia sobre sus compañeros y su rendimiento ha rayado a nivel de selección este año. Julen Lopetegui, de hecho, apostó por él en todas sus prelistas. Lo ha jugado prácticamente todo. Solo se ha perdido cuatro partidos de Liga: dos por sanción, dos por decisión técnica para rotar con Lato y, lo más importante, ninguno por lesión. Ha superado la cifra de cien partidos oficiales y ha cerrado la temporada con cinco asistencias de gol. El club conoce su potencial y proyección y ampliará su contrato hasta 2023 con una cláusula de 100 millones.

Otro de los jefes de ese vestuario es Jaume Domènech (Almenara, 5-11-90). El 'gat' es uno de los 'capos' del equipo. Él representa mejor que nadie el trabajo y el esfuerzo diario, nunca bajó los brazos a pesar de las suplencias, contagió entusiasmo en cada entrenamiento y fue un ejemplo para sus propios compañeros. Dicho por el propio Marcelino. «Para mí es de incalculable valor tener a Jaume en el grupo», afirmaba el entrenador. 'Jau' aprovechó sus oportunidades en Liga dejando la sensación que podía ser titular como Neto Murara y llevó al equipo a las semifinales de Copa del Rey después de una tanda de penaltis de infarto contra el Alavés en Mendizorroza. Hace grupo y compite como el que más. Por eso es un número uno como compañero y como portero. Seguirá.

Si el proyecto de futuro del Valencia tiene una bandera ese es Carlos Soler (València, 2-1-1997). El 'chino' ha sido uno de los pilares de Marcelino en el centro del campo junto a Kondogbia, Parejo y Guedes. Juntos sembraron el pánico en la liga. Esta temporada ha estrenado nueva posición: la banda derecha. No ha brillado como en el año de su explosión, pero se ha adaptado al cambio de sistema, ha asimilado nuevos conceptos tácticos y ha demostrado que tiene fútbol en sus piernas para competir en la demarcación que sea. La reconversión de Carlos ha llegado hasta en la selección española Sub-21. Eso sí, el debate está en la calle. Siempre que actuó de mediocentro por emergencia rayó a un nivel muy alto.

Carlos explotó la temporada pasada de la mano de Voro. La gran aparición este año tiene nombre propio: Ferran Torres (Foios, 29 de febrero de 2000). El extremo derecho comenzó el año en el Mestalla y lo acaba convertido en jugador del primer equipo con 16 partidos oficiales a sus espaldas. Por el camino adelantó a un jugador como Andreas Pereira y se proclamó campeón de Europa Sub-17 y subcampeón del Mundo juvenil. Es un jugador especial y no tiene techo. El club lo sabe y lo ha blindado con una cláusula de cien 'kilos'.

Igual de protegido está Toni Lato (Pobla de Vallbona, 21-11-97). El lateral izquierdo no ha tenido el protagonismo que se esperaba en verano por el temporadón de Gayà, pero su proyección está fuera de toda duda. Es fijo en la Sub-21 española y está instalado en la élite de laterales zurdos jóvenes del mundo. Participó en veinte partidos entre Liga y Copa y cumplió siempre que gozó de oportunidades. Se despide con dos asistencias de gol. El Valencia lo valora. Igual que los clubes españoles y europeos que llaman a su puerta cada dos por tres. Es un cañón. Una apuesta segura.

Menos protagonista fue Nacho Vidal (El Campello, 24-1-1995). El lateral derecho subió con fuerza del filial al primer equipo, debutó en Primera, alternó partidos con Montoya y hasta incluso marcó su primer gol en Anoeta. Sin embargo, el 3-6 loco del Villamarín en la octava jornada supuso un punto de inflexión en la temporada. Perdió la confianza de Marcelino y se convirtió en un descarte habitual. Desde entonces solo ha disputado 161 minutos en los dos partidos contra el Girona y el último ante el Depor.

La mala suerte se cebó con Javi Jiménez (Aldaia, 11-03-97) esta temporada. El central cuajó una gran pretemporada y se ganó el rol de quinto central a caballo entre el primer equipo y el Mestalla. Entró en las dos primeras listas de Marcelino. Sin embargo, una grave lesión de rodilla a finales de septiembre truncó su progresión. Ha estado ocho meses apartado de los terrenos de juego. Por suerte, su esfuerzo y sacrificio en la recuperación tuvo premio. 'Jota' disputó unos minutos en la penúltima jornada del filial y participó en el amistoso de Arabia Saudí. El sabor de boca al final es bueno y su futuro, mejor. La idea del club es que el año que viene continúe en el primer equipo.

Cedidos

Siete son los jugadores de la casa que han acabado a las órdenes de Marcelino, pero pudieron ser nueve. Nacho Gil se marchó en calidad de cedido a Las Palmas en el mercado de invierno, mientras que Rober Ibáñez firmó por el Getafe y a su vez salió cedido a Osasuna hasta final de temporada. Sería injusto no acordarse de ellos. También aportaron su granito de arena. También son Champions.

El Valencia sacó pecho de ellos en la última festividad del 9 d'Octubre como respuesta también a la autoproclama del Levante como 'L'equip del valencians' en sus nuevas lonas del estadio y sus campañas de marketing. Aunque lo que verdaderamente preocupa al club es seguir formando jugadores para abastecer al primer equipo. Anil Murthy valoraba esa labor esta semana desde Corea. «Durante mucho tiempo el club ha sido fuerte formando jugadores jóvenes, hay varios en el primer equipo. Son muchos los jugadores con talento en la Academia, queremos formarles para que sean futbolistas de primer nivel. En ese proceso enfatizamos mucho en que los jugadores jóvenes tengan una educación adecuada. Kangin Lee tiene un potencial muy alto y él ha elegido crecer y jugar en el Valencia». El coreano puede ser el próximo en la lista. O Jordi Escobar o Xavi Estacio, etc. Pablo Longoria ya trabaja para ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine