23 de mayo de 2018
23.05.2018
MERCADO DE FICHAJES

Gameiro, Aspas y Rodrigo, la delantera que quiere Marcelino

Plea está en la recámara, ahora el Valencia trabaja por Kevin Gameiro y Iago Aspas

26.05.2018 | 11:59
Gameiro, Aspas y Rodrigo, la delantera que quiere Marcelino

Con prisa y también sin pausa. El Valencia trabaja a marchas forzadas para conformar la delantera de la temporada que viene. Los nombres que manejan Marcelino y los técnicos del club son varios pero los que están ahora sobre la mesa son principalmente dos, el gallego Iago Aspas y el francés Kevin Gameiro. Además, en la recámara tienen la bala del también francés Alassane Plea, si bien el futbolista del Niza tiene ofertas jugosas de la Bundesliga alemana que podrían precipitar su salida próximamente.

De momento la operación que el club de Mestalla tiene más a tiro es la de Gameiro. Se trata de un futbolista que encaja perfectamente en el perfil que quiere Marcelino García Toral, con espacios es veloz y se adapta a la transición rápida que tanto gusta al técnico asturiano. Además de lo mucho que encaja en el aspecto deportivo, se trata de una operación viable en lo económico, ya que apenas cuenta para Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, por lo que su fichaje no se iría a los cuarenta millones que, por ejemplo, está pidiendo el Celta de Vigo por Iago Aspas. De hecho, se antoja una operación asequible económicamente hablando porque el futbolista tiene ya 31 años y el conjunto colchonero sabe que no va a tener muchas oportunidades de venderlo. Al respecto, el Valencia le ofrece a Gameiro la posibilidad de seguir en la Liga española y en la Champions, por lo que su postura ante los dirigentes rojiblancos puede 'obligarlos' a venderlo al conjunto de Mestalla. Marcelino ya quiso fichar a Gameiro el verano pasado y hasta habló con él directamente pero finalmente la operación no cuajó. Que el técnico asturiano tenga convencido al francés es una variable vital en la operación porque la convierte en 'posible' desde el punto de vista financiero.

Más allá de Gameiro, deportivamente Aspas es el favorito de Marcelino. Lo ha dicho reiteradamente en púbico. Lo considera uno de los mejores delanteros de la Liga española, pero su precio es prohibitivo para el Valencia CF. Y su precio son 40 millones a los que el conjunto de Mestalla ni puede, ni quiere llegar. Pero como ha venido publicando este diario, esto no significa que su fichaje esté descartado, al contrario, los dirigentes valencianistas esperan, en una labor de desgaste y sobre todo, teniendo en cuenta que estamos todavía en el mes de mayo, que el equipo gallego termine cediendo en sus pretensiones económicas. En lo que al futbolista se refiere, siempre ha dejado la puerta abierta a una posible salida del Celta y esto dijo el pasado fin de semana cuando se le preguntaba por la posibilidad de abandonar el conjunto de Pontevedra: «En el fútbol nunca sabes lo que va a pasar. Lo que sí es cierto es que aquí estoy muy contento con mi familia y mis amigos».

Pero ojo, Gameiro no es un recambio para Aspas, al contrario, el técnico valencianista aspira a tener una delantera formada por el francés, Rodrigo Moreno, Iago Aspas y Santi Mina. Sí, entre los cuatro delanteros no está el italiano Simone Zaza. Tampoco Vietto. Con el argentino no se cuenta en estos momentos y con las condiciones económicas en que se pactó su posible fichaje el pasado mercado de invierno con el Atlético de Madrid, es decir, el Valencia no ejecutará la opción de compra de 14 millones de euros. Otra cosa es lo que depare el mercado de hoy en adelante y el precio que su fichaje o cesión tenga en unos meses. En cualquier caso, no es una primera opción. Por otra parte, Rodrigo, Aspas, Gameiro y Santi Mina es la delantera soñada por Marcelino, pero de las palabras o los sueños, a la realidad, hay una diferencia.

Queda claro por lo tanto que el entrenador valencianista no cuenta con Simone Zaza, y ahí están las palabras y gestos del italiano el pasado domingo cuando finalizó tras el partido ante el Deportivo. Simone, por si acaso, se despidió de Mestalla y de los valencianistas: «Creo y espero que no haya sido mi último partido como valencianista». Ya sabe que está en el mercado, así lo informaba ayer Tribuna Deportiva en la 97.7 Radio Levante. Es más, el nuevo agente de Zaza, Beppe Bozzo, estuvo reunido ayer en la sede oficial del Milan, que hace meses que sopesa la posibilidad de su fichaje. El futuro de Zaza está cada vez más lejos de València por ello su padre Antonio está en la ciudad, tal y como se puede acreditar en la imagen a la que ha tenido acceso SUPER. La visita del padre es sintomática ya que hasta hace unos meses ejercía de agente del futbolista, y pese a la figura de Beppe Bozzo, el padre sigue siendo pieza fundamental en las decisiones de futuro que toma el futbolista. Antonio Zaza ya dijo que su hijo no tenía la intención de dejar el Valencia pero que si el club toma la iniciativa sopesarían la posibilidad de cambiar de aires, que es lo que está pasando. Al respecto, en la prensa italiana se hablaba este martes de que futbolistas como Morata, del Chelsea, o Andrea Belotti, del Torino, estarían por delante de Zaza, pero se trata de dos futbolistas muy caros. Además, la UEFA hizo público un comunicado en el que amenaza con denunciar al Milan por incumplimiento del control financiero y lo puede castigar sin comeptición europea, esto complica los fichajes de Belloti y Morata que se pueden ir hasta los cien millones y deja el camino más libre a Zaza, una opción mucho más económica.

Otras dudas

Por último, a destacar las palabras del padre de Rodrigo Moreno a VCF Radio sobre su hijo: «Mi hijo vivía en València de alquiler, pero se compró una casa aquí. ahora estamos en el momento que hay entradas y salidas, es normal y Rodrigo, como cualquier jugador del Valencia, puede ser vendido dependiendo de la oferta que reciba el club». Para ello, es vital saber qué pasara con Cancelo, ya que si el Inter lo ficha permitiría al Valencia a adoptar una postura fuerte ante posibles ofertas. De momento, el Inter no tiene intención de ejercer la opción de compra de casi 39 millones que tiene sobre Cancelo. Si no se vende a Cancelo, tendría que ser otro, de ahí lo estratégico de la venta del portugués, porque vender, es, de momento, una obligación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook