08 de junio de 2018
08.06.2018
PLANIFICACIÓN

El tercer portero para el Valencia 18/19

Se trata de un talentoso meta de 20 años, 1,88 metros de altura y larguísimos brazos

08.06.2018 | 23:03
El tercer portero para el Valencia 18/19

La portería fue junto al lateral izquierdo una de las dos posiciones de las que no se habló durante la primera reunión con Peter Lim celebrada en València a finales del mes de abril con la planificación deportiva 2018/19 encima de la mesa. Marcelino García Toral cuenta con Neto Murara y Jaume Domènech y no contempla fichar a un tercer portero a pesar del incremento de partidos para la próxima temporada que supone la clasificación para la Champions. El técnico mantiene su confianza en el canterano Cristian Rivero. El joven guardameta del Mestalla de 20 años conservará el rol de tercer portero del Valencia a caballo entre el primer equipo y el filial, tal y como desarrolló con éxito la temporada pasada. El convencimiento del cuerpo técnico es todavía mayor que el verano pasado. El de Gandia ha acumulado minutos de competición en Segunda División B y, algo casi tan importante, ha ganado en experiencia y ritmo de entrenamiento trabajando todo el año a otra velocidad y codo con codo con Neto, Jaume y el preparador de porteros de la selección española José Manuel Otxotorena. «Este último año puede haber aprendido y mejorado más que en toda su carrera deportiva», aseguran los que le conocen. Cristian es el futuro y cada vez más presente. A pesar de su juventud es de fiar en una posición de tanta responsabilidad como la portería. Por eso tiene la confianza de Marcelino.

La idea es que Cristian Rivero, tal y como sucedió la campaña pasada, entrene con el primer equipo y compita con el Valencia Mestalla en el grupo III de Segunda B. Su temporada no admite dudas. El de Gandia fue el elegido para subir al primer equipo el verano pasado después de la salida de Antonio Sivera al Alavés y se ganó la confianza de Marcelino y 'Otxoto' desde muy pronto. A las tres semanas de pretemporada ya los había convencido. El técnico, de hecho, lo vio en directo en un partido amistoso contra el Atlético Levante en el Antonio Puchades y llegó a felicitarlo en persona a la finalización del mismo. El siguiente paso fue otorgarle el rol no oficial de tercer portero. No ha defraudado. Cristian ha cumplido todas las expectativas y ha respondido con creces a la confianza que depositó el cuerpo técnico en él tanto en los entrenamientos como en la competición. Sus números este año lo avalan. Fue indiscutible bajo palos tanto para Luboslav Penev como para Miguel Grau. Disputó 32 de los 38 partidos de liga del Mestalla -2.865 minutos en total- y eso que estuvo de baja todo el mes de diciembre por culpa de una fisura en un dedo de la mano.

Cristian tuvo una merecida recompensa a su trabajo en la ida de los octavos de la Copa del Rey contra Las Palmas a principios del mes de enero. El portero fue citado por primera vez en su carrera por el primer equipo. Marcelino lo convocó junto al portero del Juvenil A, Emilio Bernard, para suplir la baja por paternidad de Neto. Jaume jugó de inicio y Cristian se sentó en el banquillo en una noche inolvidable para él. «Muy contento por la convocatoria, bonita experiencia. Seguimos», escribía en las redes sociales. Desde el 10 de julio trabajará duro en la ciudad deportiva de Paterna para alcanzar una oportunidad como aquella y cumplir el sueño de debutar en el primer equipo.

Llegó del Alevín del Portuarios

Cristian tiene el reconocimiento de Marcelino, de Otxotorena y, algo muy importante para él, de toda la plantilla del primer equipo y en especial de sus compañeros Neto y Jaume. Solo tiene palabras de agradecimiento para ellos. Le han ayudado en el día a día y ha aprendido mucho a su lado. También el club tiene muchas esperanzas depositadas en Rivero. El Valencia, de hecho, renovó al portero el pasado mes de noviembre con un contrato hasta el 30 de junio de 2020. «Feliz por la renovación hasta 2020 con el que siempre ha sido el equipo de mis sueños», expresaba. Ahora tiene dos temporadas más por delante para continuar reivindicándose como un portero de proyección de élite.

Cristian es un producto 'made in' Paterna. El canterano, natural de Gandia, llegó a la Academia del Valencia procedente del Portuarios cuando era alevín de segundo año. Desde muy pequeñito tuvo planta de portero. Mide 1,88 y su perfil recuerda a Vicente Guaita con espalda ancha y brazos kilométricos. Hace dos temporadas militó en el Juvenil A de División de Honor y el verano pasado dio el salto doble al Mestalla y al primer equipo con el rol de tercer portero. Cristian aprovecha sus días de vacaciones descansando y cargando pilas para la que será una temporada muy importante para él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook