05 de julio de 2018
05.07.2018
PROYECTO

El Valencia CF pone fecha a la renovación de Marcelino

El entrenador ha entrado ya en su último año de contrato y el club tiene claro que es su hombre

06.07.2018 | 01:46
El Valencia CF pone fecha a la renovación de Marcelino

El Valencia CF se sentará en el mes de septiembre para negociar la ampliación del contrato de Marcelino García Toral, que este 1 de julio entró en su segundo y último año. Mateu Alemany reconoce que ya se han producido conversaciones y acercamientos, dada la estrecha relación que mantiene con el técnico y su agente, pero será entonces cuando pongan sobre la mesa la oferta concreta para renovar al entrenador.

«Marcelino tiene contrato en vigor y no puede ir a ningún sitio», responde el director general a la pregunta de si el asturiano podría optar al cargo de seleccionador nacional que sigue vacante. «A Marcelino –prosigue– le he manifestado mi deseo de que esté aquí mucho tiempo, se ha hablado con su agente, seguimos hablando, pero julio y agosto son meses malos. No hay prisa, tiene una año de contrato y espero que en septiembre volvamos a hablar más seriamente de su situación contractual».

¿Renovación fácil o difícil? Todo apunta a que la sintonía es buena porque Marcelino está a gusto en el Valencia CF, como ha reconocido muchas veces, y el Valencia CF está feliz con Marcelino, el técnico que ha devuelto el carácter competitivo a la plantilla y ha llevado al equipo de nuevo a la Champions League. A partir de ahí, el club tendrá que proponer y Marcelino escuchar. Será, como dice Mateu, una vez se cierre el mercado y la plantilla esté totalmente configurada, con lo que el asturiano tendrá una visión más completa de cual es la apuesta y el proyecto que ofrece el club para los próximos años más allá de la oferta económica.

En este sentido, Alemany habla claro sobre la situación económica y su influencia en los fichajes que falta concretar. La realidad es que el Valencia CF ha cerrado el ejercicio 2017/18 con un importante déficit, una situación que habría llegado a ser catastrófica de no haberse producido antes del 1 de julio el traspaso de Joao Cancelo. El dinero de la Juventus supone un balón de oxígeno importante para las cuentas y también en las previsiones de Fair Play Financiero de cara a la próxima temporada, un dato vital para poder invertir en fichajes, aunque no ha sido suficiente para equilibrar el presupuesto. Con todo, la idea es ofrecer al técnico el mejor proyecto y la mejor plantilla posible más allá de la oferta económica que le vayan a poner sobre la mesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook