26 de julio de 2018
26.07.2018
DANIEL WASS

"Donde sea que juegue, quiero ser una solución"

El internacional danés sabe que debe adaptarse a lo que le exige Marcelino para el Valencia CF

26.07.2018 | 18:39
"Donde sea que juegue, quiero ser una solución"

Tener a Wass (Gladsaxe, Dinamarca, 1989) en plantilla es un lujo para cualquier entrenador por la variedad de opciones que ofrece. La misión de Marcelino ahora es hacerlo encajar del mejor modo en el equipo. El segundo danés en la historia del Valencia tras Arnesen sabe en lo que debe mejorar y se adapta poco a poco a lo que le exige su nuevo técnico.

Quienes le conocen de Vigo le definen como un profesional ejemplar. "En tres años nunca le vimos quejarse".
No sé. Será que soy una persona muy tranquila, que quiero trabajar para mi equipo. Tengo una mentalidad colectiva. Lo más importante para mí es ayudar a que mi equipo gane partidos. La prioridad es poder servir para sumar puntos. Si no me quejo nunca es porque no pienso en mí, sino en mi equipo.

A nivel personal, dicen de usted que le gustaba hacer mucha vida en Vigo, conocer la ciudad. Lo habitual es que los futbolistas prefieran residencias periféricas.
Sí, me encantaba vivir en Vigo, pasear sus calles. Ir con mi familia por la ciudad. Soy un tipo muy familiar, me contento con estar con los míos. Es lo más importante, mi familia, mi prioridad es que siempre estén bien. Con eso la vida vale la pena.

¿Qué le está pidiendo Marcelino estos primeros días?
Hablamos bastante. Es un poco diferente el juego aquí, que en el Celta. Me pide que tenga paciencia, que me acoplaré poco a poco, que aún no estamos en agosto y que llegaré bien a la Liga. Estoy aprovechando para conocer mejor a los compañeros y saber cómo juegan ellos.

¿Tanta diferencia hay entre el 4-4-2 y el 4-3-3, y jugar en el medio sin la vigilancia por detrás de Radoja o Lobotka?
He estado jugando tres años con tres en el medio. Es diferente, tengo que adaptarme. A nivel defensivo es distinto, debo cuidar más a la espalda. En el Celta estaba más protegido, pero estoy aprendiendo cómo nos organizamos ahora.

Marcelino afirma que no te tiene ubicado en una sola posición. Te ve en el medio y también en banda.
Lo más importante es jugar. Puedo ser centrocampista, extremo o lateral, estoy preparado para lo que me digan. Donde sea que juegue, quiero ser una solución.

¿Hay algún compañero que le esté sorprendiendo por su nivel?
He jugado muchas veces contra el Valencia y ya conozco lo que puede hacer la mayoría y su gran calidad. Lo que más me ha sorprendido es la fortaleza colectiva como equipo. Dentro y fuera del campo. Es un bloque fortísimo.

¿Cómo ha visto a Jordi Escobar y Kangin Lee? Se habla maravillas de ellos.
Son muy jóvenes, tienen 16 y 17 años, pero se les ve mucho talento y calidad. Necesitan tiempo para adaptarse, es lógico, pero se ve que son muy buenos, eso se ve a la primera.

En Mestalla llegó a marcar, en Copa Cómo se ha sentido como rival allí? ¿Es un estadio que impresiona?
Es uno de los mejores estadio de España e incluso de Europa. Se nota cuando lo pisas. Notas una grada muy encima, vertical, que está muy cerca. Tenemos una afición exigente y muy pasional, a mi eso me gusta, es lo que hace falta para ganar partidos.

Es el segundo danés que ficha por el Valencia, después de todo un ilustre como Arnesen ¿Ha podido hablar con Frank?
Es una gran referencia de nuestro fútbol. Le conocí cuando trabajaba como comentarista en la televisión de Dinamarca, pero aún no he tenido la oportunidad de hablar con él. Sí sé que es un jugador al que se le recuerda con cariño de sus años en el Valencia.

¿Qué Liga de Campeones espera? ¿Qué expectativas tiene con el torneo?
Todos los rivales en Champions son fuertes, da igual en qué bombo estemos. Somo también fuertes.

De hecho, serán el rival que nadie quiera del bombo 3 o 4.
Eso ya se verá, lo más importante será centrarnos en nosotros para disfrutar de un torneo muy bonito.

Estamos muy cerca de Évian, que es el pequeño equipo francés en el que se dio a conocer ¿Cómo le marcó esa etapa?
Fueron cuatro años muy buenos. Éramos un club muy pequeño que logró quedarse en la primera división francesa. Mejoré muchísimo como jugador. Évian está en mi corazón. Llegamos a juntarnos, curiosamente, siete daneses. Y ficharon hasta a mi primo.

¿Tiene algún dorsal que le haga especial ilusión lucir?
Yo he jugado toda mi vida con el 18 y quiero seguir haciéndolo. ¿Quién lo lleva?

Carlos Soler, pero creo que quiere cambiarse al 8.
Si Carlos quiere cambiárselo, yo encantado ¡Qué suerte!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas