13 de agosto de 2018
13.08.2018
MERCADO DE FICHAJES

Marcelino-Batshuayi, la conexión perfecta

El míster ha sido clave en el fichaje, ideal por perfil deportivo y carisma

13.08.2018 | 12:21
Marcelino-Batshuayi, la conexión perfecta

LaLiga, la Champions, el proyecto, una historia centenaria, una gran plantilla, una afición extraordinaria y Marcelino... Marcelino como clave determinante, una vez más. Michy Batshuayi es consciente de la expectación que ha generado y de los objetivos. ¿Qué le ofreció el Valencia para dejar el Chelsea y estar por delante de otros clubes? "Es un equipo muy competitivo, que siempre pelea contra los grandes. Realmente, la conversación que tuve con Marcelino me ha convencido". El delantero belga sabe que está en el club ideal, en un fútbol donde puede marcar la diferencia –por físico, recursos técnicos y definición– y con un entrenador que le va a brindar el contexto perfecto para explosionar, por modelo de juego y marco de alto rendimiento. La confianza es otro factor diferencial en el programa.

Con confianza, Michy es capaz de volar, como demostró en la segunda parte de la temporada en el Dortmund: nueve goles en 14 partidos, más una asistencia. Batshuayi está ante la gran oportunidad de su carrera y no puede dejarla escapar. Una gran temporada en el Standard de Lieja (2013/14), una gran temporada en el Marsella (2015/16) y el resto, fogonazos. Con 24 años está ante el paso definitivo.

"Quiero crecer y que el equipo pueda crecer conmigo. El estilo de Marcelino se ajusta muy bien al mío. Juntos nos vamos a adaptar y podemos hacer algo grande". La declaración de Michy anuncia esa conexión especial que ha decidido el fichaje. Llega decidido a brindarse al equipo. Ese desparreme de personalidad y su carisma han enganchado a la afición... antes de empezar a jugar. El sábado fue recibido como estrella en Manises y sintió el cariño de Mestalla –intercambiaron gestos de complicidad– en una noche feliz, la que debe ser primera de muchas. "Había una atmósfera genial en el partido. Los aficionados son fantásticos y he visto en directo que los jugadores son muy buenos.

Además, puedo compartir equipo con Rodrigo, que también es fantástico", Batshuayi repartió guiños. Michy ha jugado como local en Sclessin, el Velódromo de Marsella, Stamford Bridge y el Westfalenstadion de Dortmund. Todos estadios con muchos grados de pasión. Ahora le toca vivir Mestalla, donde está destinado a ser superhéroe.

Un plus en físico y pegada

Batshuayi ha jugado con entrenadores muy distintos y en todo tipo de sistemas; marcó la diferencia en el fútbol belga, brilló en Francia, creció en Inglaterra e impactó en Alemania. En el Dortmund ha actuado como único punta, con Reus, Götze o Kagawa flotando cerca. Con Antonio Conte, en el Chelsea, también fue nueve, flanqueado por talentos como Eden Hazard, Pedro o Willian. Con Marcelo Bielsa también se movió como referencia en el ataque del OM; lo mismo que Míchel... Franck Passi sí le hizo manejarse en tandem con Steven Fletcher. La trayectoria de Batshuayi advierte una mejora cuando trabaja en una doble punta, como hizo en Standard junto a Mémé Tchité, Gohi Bi Zoro Cyriac o Imoh Ezekiel, con el que casi gana una Jupiler League. En su presentación dejó claro que le hace ilusión compartir ataque con Rodrigo.

Batshuayi va a estar bien rodeado, pero la sociedad con el hispano-brasileño advirte un potencial tremendo por complementariedad. Rodrigo –eje fundamental del ataque– puede mejorar a Batshuayi y viceversa. Lanzando, el delantero belga es tremendo. Activado en el área, marca la diferencia por físico, agilidad, instinto y definición, talento fundamental. Michy agradece el ataque rápido, la acción y el despliegue. Puede ser socio, pero –sobre todo– es un finalizador. Es el depredador del último zarpazo. Tiene recursos fuera del área y un buen golpeo de media distancia, pero es en el área donde marca la diferencia.

Cesión y opción de compra

El internacional belga hizo nueve goles en 14 partidos con el Dortmund. A ese ritmo, en una temporada completa en el Valencia... podría superar los 25. Batshuayi no quiso poner una cifra de goles, pero no se cortó en ilusión y pasión: "Todo es posible. El club tiene mucha ambición y yo soy muy ambicioso. Quiero conseguir títulos con el Valencia". Michy se suma a la campaña de refuerzos de tremendo nivel atlético. Mouctar Diakhaby, Cristiano Piccini, Uros Racic, Daniel Wass son un plus en el apartado físico, cada uno con su estilo, más todo lo que había.

Batshuayi está cedido por una temporada (sobre tres millones por el préstamo) y para comprarlo al Chelsea se ha establecido una opción –no obligatoria– de 50 millones de euros. Por ahora, se maneja con el traductor de Google en redes sociales, para lo demás, tendrá profesor y la ayuda de sus compañeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook